Frank Quitely

Grandes autores de Vertigo. Frank Quitely: Relatos menores

Frank Quitely¿Quién no se ha entusiasmado alguna vez con el dibujo de Frank Quitely? Ya sea con sus New X-Men, su All-Star Superman o su participación en El Multiverso con el capítulo Pax Americana, el artista ha demostrado sobradamente sus cualidades. La mención a estas tres obras no es gratuita, ya que además de firmar sus mejores trabajos de la mano de Grant Morrison, muchos lectores no conocen mucho más de su trabajo al margen de estas colaboraciones. De ahí que este nuevo libro de la colección Grandes autores de Vertigo, resulte tan atractivo.

 

Uno de los factores más estimables de esta línea es precisamente ese, el de poder descubrir y disfrutar del talento de algunos de los mejores artistas que han pasado por el sello Vertigo en obras y colaboraciones no tan conocidas para el gran público; muchas veces ni para los lectores más veteranos, gracias a la inclusión de una buena dosis de material inédito en nuestro país. ¿El problema? Que no en pocas ocasiones ese material estaba inédito porque no eran relatos de una calidad reseñable. Así, esta colección parece estar encaminándose a dirigirse hacia los seguidores de cada autor en particular y sus ansias completistas, y para quienes deseen acercarse a ellos de una forma económica -los precios son relativamente competitivos y las ediciones están muy cuidadas- y diferente, abriéndose a un espectro bastante amplio de muestras del autor de turno.

 

El presente tomo se centra sobre todo en los primeros trabajos del dibujante escocés. De hecho, las primeras historias nos remiten a un Quitely de mediados de los 90, realizando encargos para la colección The Big Book of…, todos ellos en blanco y negro y centrados en diferentes hechos históricos o personajes célebres de la historia, ahondando en el carácter anecdótico, lo que nos deja, por ejemplo, un perfil de Salvador Dalí bastante sesgado y paródico, un texto que no hace ninguna justicia al artista catalán. Estas primeras historias son muy irregulares, de pesados textos y poco aliciente más que ver a este primer Quitely para apreciar su evolución al contrastarlas con los trabajos posteriores incluidos también en este volumen.

 

Frank Quitely

 

Los siguientes relatos nos ofrecen a un dibujante más maduro, ávido de jugar con la composición de las páginas, como en Bonito vecindario o en Inmune. No podía faltar, claro está, alguna de sus colaboraciones con Grant Morrison, y esta la encontramos en Juguetes nuevos, sin duda una de las historias más interesantes de todo el volumen y que podríamos definir como una versión perversa de Toy Story. En esta segunda parte del tomo destaca principalmente el tono de humor negro y lo surrealista. Quitely es un dibujante al que le van muy bien los relatos más extremos y de premisas alocadas, este tomo da buena cuenta de ello. Cierra el volumen Destino, historia que ya fuera incluida en uno de los tomos de Sandman, y que presenta una colaboración del británico con Neil Gaiman en forma de relato ilustrado.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados