El becario: Readaptación en el mundo laboral

La tercera edad ya no es lo que era. Eso ya lo sabemos, ¿O no? Más que nada porque todavía hay historias como la presente que se empeñan en mostrar las virtudes de ser un adulto mayor. Porque por ejemplo, como es este caso, la voz de la vejez sirve como un Pepito Grillo a una protagonista más joven y que, aunque no lo crea, tiene mucho que aprender.

Este choque generacional es interpretado por Robert De Niro y Anne Hathaway; grandes nombres para una comedia que podía haber dado más. De Niro, que ha protagonizado varias comedias, se mete en un rol extraño para él. Una muestra más de que se atreve con todo, y a estas edades, pues más. Ahí está convertido en Ben, un viudo jubilado con ganas de llenar su tiempo que decide meterse en un programa de becarios senior en una empresa de E-commerce. Allí conocerá a nuevos compañeros con varias décadas menos y mucho más actualizados, y sobre todo a la directora de la compañía, Jules (Hathaway), una joven que ha conseguido el éxito en muy poco tiempo con su innovadora empresa.

 

Anne Hathaway y Robert De Niro, protagonistas de la  nueva película de Nancy Meyers

 

La actriz de Interstellar se pone con este papel en el contrapunto del que le dio la fama. Atrás ha quedado ya El diablo viste de Prada, donde era una asistente de una temida y perversa Meryl Streep. Ahora en el cambio de roles, ella como superior dentro del mundo de la moda es más llevadera, con una empresa más del Siglo XXI: impera el trabajo colectivo, todo funciona online, y la jefa va en bicicleta por la oficina. Sí, todo resonando demasiado cool y perfecto. Pero claro, no todo son flores, porque también está eso de conciliar la vida familiar, algo que la trama deja ver en la vida de la chica. Ben será como un ángel de la guarda dentro de estos nuevos tiempos vertiginosos e inmediatos.

El becario está dirigida por Nancy Meyers, experta en comedias mainstream. Pero ésta no es una comedia romántica al uso, sino una comedia amistosa. Se basa en la relación de estas dos personas y cómo Ben guía a esta chica tanto en dentro como fuera del trabajo. La historia entrelaza varias situaciones familiares, las de ella, y otras jocosas, las que protagoniza De Niro, como las conversaciones con sus compañeros de trabajo, o con una atractiva Rene Russo que conoce en la empresa.

El problema es que el guion expone demasiada información y demasiadas secuencias que poco importan al espectador, y que hacen perder el hilo o relevancia de la historia, que es la relación entre ambos. Se pierden varias ocasiones: percances con mails erróneamente enviados, conversaciones con otras mamás, énfasis en relaciones con otros personajes secundarios, … En resumen, que hay mucha ansía de enseñar el mundo que rodea a estos dos personajes tan dispares que al final se queda todo en exceso de información. Hubiera sido un recurso más efectivo –que no original- el haberse centrado más en el reto que supone para un hombre de 70 años inmiscuirse en el nuevo mundo laboral, pero se toca de refilón. Prefiere meterse de forma dramática en el manido mundo de la vida laboral de las mujeres, y lo difícil que es llevar a cabo lo profesional y lo privado.

 

De Niro, en una escena de El Becario

 

No obstante, el cara a cara entre ambos actores es magnífico, y se sobreponen a la historia con tan poco gancho que representa. Los secundarios a las órdenes de Hathaway están muy bien seleccionados: también son empleados Adam DeVine, Andrew Rannels, Zack Pearlman, Christina Scherer o Natt Wolf, al que se le ve brevemente después de su protagonista en Ciudades de papel. Al menos son actores con garra y gracia intrínseca para que el público pueda seguir el argumento hasta la resolución.

El mensaje nos ha quedado claro: respetemos los años de vejez, pero por muchos respetos que merezca tal explicación, no salva esta historia que se queda en una comedia típica y muy convencional.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados