Batman: Tierra Uno

Batman – Tierra Uno: De película

Batman: Tierra Uno

«Esto es Gotham City. Es poli malo – poli malo«

 

Asumámoslo. Todo superhéroe que se precie ha visto la historia sobre sus orígenes contada una y otra vez. Y la de su caída, ya puestos (Neil Gaiman retrató esto como nadie). Por eso, la salida al mercado de una nueva novela gráfica sobre los primeros días del Caballero Oscuro (una idea que se le ocurrió a las cabezas pensantes de DC a principios de esta década) en principio podría deja tibios a muchos. Bien es cierto que el Superman: Tierra Uno de 2010 dejó muy buen sabor de boca, pero el Batman que perfiló Frank Miller en Año Uno pesa mucho sobre el imaginario colectivo. Por otra parte, el anuncio de que los encargados de traer de nuevo al Cruzado Gothamita serían ni más ni menos que el reverenciado Geoff Johns (Crisis Infinita, 52) y el siempre estupendo Gary Frank dejó bien claro que la editorial no pensaba publicar cualquier cosa.

 

Una vez leído el tomo he de admitir que el espíritu de Miller está mucho más que presente. El patetismo del Batman de los primeros días (sin entrenamiento, sin gadgets y sin un objetivo claro más allá que la infantil idea de venganza) y la podredumbre que parece rezumar Gotham allá donde se pose la mirada están ahí, aunque la limitada paleta de colores con que contó el cómic de los 80 hace que su vistosidad resulte aún hoy mucho más llamativa. Sin embargo Johns no parte del viaje de vuelta a casa (Bruce Wayne) y el traslado de Gordon. No. El guionista nos planta en una ciudad en la que el encapuchado no hace mucho que ha comenzado a saltar de tejado en tejado y en la que el detective Gordon mira a otro lado cuando contempla un crimen al otro lado de la calle. Una Gotham algo más resplandeciente que la que dibujó David Mazzucchelli, pero mucho más oscura y tenebrosa bajo la primera capa de pintura.

 

Batman: Tierra Uno es el Año Uno del siglo XXI, más limpio, más hermoso, pero con la misma crítica a la pasividad del humano medio ante la injusticia y su tendencia a caer en el lado oscuro una y otra vez que caracterizó a su modelo ochentero.

 

Batman: Tierra Uno

 

«Soy tu Mayordomo«

 

Así se presenta Alfred a un reciente huérfano Bruce al que embarga la ira y la impotencia. El señor Pennyworth es el gran beneficiado de esta revisión de Geoff Johns. A Alfred, que siempre lo habíamos visto estirado, puntiagudo y con ese deje británico tan característico le crecen los músculos, la barba y los malos modales para recordarnos su pasado militar y convertirle en el padre bajo el que Wayne desarrolló su identidad secreta. Este cambio fue muy arriesgado ya que, por mucho que haya cambiado el Hombre Murciélago, el papel de su fiel mayordomo siempre había sido una constante invariable (con contadas y raras excepciones) Sin embargo, la jugada salió redonda y en Tierra Uno vemos a un Alfred creíble que sirve como perfecto contrapunto del idealismo de Thomas Wayne y de la obsesión de su retoño.

 

Otro personaje que no deja indiferente es el de Bullock, un detective que ocupa el papel de Gordon en la novela de Frank Miller: recién llegado a Gotham y asignado como compañero de un Gordon que conoce demasiado bien las reglas del juego que imperan en la ciudad. Bullock, sin embargo, nos es presentado como un paladín de la justicia demasiado «perfecto» y uno no termina de fiarse de él [SPOILER] un increíble recurso artístico ya que al final te puedes quedar pensando en cómo ha logrado Johns que desconfíes de la única persona íntegra del cómic [FIN DEL SPOILER]. Sus escenas finales nos hacen plantearnos grandes interrogantes, pero sobre todo consiguen dar un tono bastante deprimente a la resolución de la trama.

 

Batman: Tierra Uno

 

«He pedido un deseo, pero no podemos contárselo a nadie«

 

Por último, no puedo despedirme sin hablar de los villanos. En Tierra Uno volvemos a ver a viejos conocidos del Cruzado de la Capa y a uno nuevo (el siniestro Cumpleañero). Si bien ver a un musculoso asesino en serie celebrar macabros cumpleaños por toda la ciudad, son personajes como Harvey Dent, Cobblepot… los que, gracias a una acertadísima reinterpretación por parte del guionista, nos hacen disfrutar más de esta historia.

 

 

No en vano Batman: Tierra Uno ha sido nominado a mejor cómic de 2012 por la revista de entretenimiento IGN. La novela gráfica de esta década aún joven está aun por llegar, pero la combinación de realismo e idealismo en perfecta armonía que ha vertido Johns en esta obra la encumbran si no como una obra maestra, sí como un perfecto exponente de la literatura superheroica del nuevo siglo. Tras el éxito de El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace, muchas voces hablan ya de un reinicio de la saga en 2017. Quién sabe si no veremos pronto a este Batman imperfecto luchando contra la corrupción de la ciudad que le vio nacer.

 

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados