Con Uno y Noventa y Nueve

Con Uno y Noventa y Nueve #1: La realidad invisible

Con Uno y Noventa y Nueve #1La realidad está donde no queremos ver, donde no queremos escuchar

 

Volvemos una vez más sobre Shun Umezawa gracias a la gente de ECC. Tras los dos tomos de Bajo un Cielo como Unos Pantis y el solitario tomo de Utopías, la editorial nos trae una nueva entrega de la bibliografía del controvertido mangaka en forma de dos tomos de historias cortas de los cuales tenemos ahora la ocasión de disfrutar del primero. Con Uno y Noventa y Nueve #1 se aleja de los terrenos de la ficción en los que bregaba con gusto Utopías y regresa a la incómoda realidad del Japón oculto a plena vista. Ése en el que, junto a millones de habitantes serios y eficientes, entregados a la producción y al capitalismo, florecen cientos de pequeñas historias que se desvían de la norma y conviven multitud de traumas, fracasos y sentimientos enterrados por una de las sociedades más complejas e interesantes del globo.

 

Umezawa vuelve a no comulgar con la norma y nos presenta un plantel de personajes defectuosos a los que une una infértil búsqueda de la felicidad en un mundo en el que no encajan. Violadores, pervertidos, solitarios, deformes… los personajes del autor son aquellos de quienes apartamos la mirada durante el día a día normal y es precisamente a partir de ellos que Umezawa construye una visión única y verídica de la sociedad japonesa actual y, desde ahí, una extrapolable en muchos aspectos a cualquier otra sociedad occidental.

 

Todos los problemas se resolverían si tuviéramos dinero

 

Casi cualquiera de los personajes de Con Uno y Noventa y Nueve tiene dos caras. Una es la que todos vemos, la de la estudiante callada, la del treintañero sin futuro, la de la chica estigmatizada por su pasado…La otra es la que termina saliendo a la luz en los relatos de este tomo. Así, la estudiante nos muestra la violencia que subyace a la sociedad moderna y al culto a los ídolos, el treintañero nos obliga a contemplar las consecuencias de saltarse la norma y vivir sin complejos y la chica perseguida por sus propios fantasmas nos demuestra que sólo ella es capaz de congraciarse con ellos y, a través de su experiencia, salvar a otras personas. Y es que ninguno de los protagonistas de Umezawa es cien por cien bueno ni completamente malo. El mangaka juega a contraponer los claroscuros de cada persona para dar una visión fidedigna de la condición humana.

 

Con Uno y Noventa y Nueve

Con Uno y Noventa y Nueve

 

Me gusta especialmente la historia cuya imagen adjunto. La de un gángster con enanismo que muestra a la vez ser capaz de ser un cruel y despiadado ser y un hombre de principios con una moral inquebrantable. Es el arquetipo de personajes que utiliza Umezawa, seres que en cualquier situación habitual despreciaríamos, pero con los que no tenemos más remedio que empatizar, moviéndonos eso a la vez a ejercitar un necesario ejercicio de autocrítica. De nuevo, como en antiguos volúmenes, he de advertir que la obra de este artista no es apta para todos los estómagos, pero, si somos capaces de olvidarnos de prejuicios y leer con la mente abierta, nos encontraremos con uno de los mejores contadores de historias del Japón actual.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados