Con Uno y Noventa y Nueve #2

Con Uno y Noventa y Nueve #2: Lo que nos engancha

Con Uno y Noventa y Nueve #2

«Y nunca más se volverá a crear un ser tan repugnante como el hombre«

 

Creo que la principal razón por la que uno se engancha a los mangas de Shun Umezawa es por la libertad. Sus historias son oscuras, sus personajes son retorcidos y deformes, tanto física como psicológicamente, pero en cada una de sus historias hay toneladas de libertad. Libertad para juzgar, libertad para asentir, libertad, en todo caso, para enfrentarse a las atrocidades que el autor nos propone desde la intimidad de nuestras almas, sin que nadie, aparte de nosotros mismos, nos juzgue por nuestros pensamientos u opiniones.

 

ECC publica ahora el segundo tomo de Con Uno y Noventa y Nueve y el relato vuelve a sorprendernos, escandalizarnos y hacernos mirar a los lados en el transporte público mientras lo vamos leyendo. Sin embargo, una vez más, el mangaka logra que nos identifiquemos en mayor o menor medida con alguno de sus ‘monstruos’ y entonces el hechizo se rompe y el monstruo es un humano como tú y como yo. Y como tal estamos obligados a intentar entenderlo, aunque tal hazaña nos cueste la cordura. En el preciso momento en que realizamos este ejercicio es cuando Umezawa nos apresa, porque desde entonces es imposible dejar la lectura: necesitamos saber qué ocurrirá a continuación.

 

«Ojalá el mundo se terminara«

 

Con Uno y Noventa y Nueve #2 vuelve a sorprendernos con un relato que ocupa la totalidad del tomo y que nos presenta a un personaje protagonista frío y sin emociones que choca frontalmente con la que parece ser su ‘némesis’: una chica recta y profundamente religiosa. Este choque despertará en Hamana (nuestro protagonista) sentimientos por primera vez y su manera de lidiar con ellos será tratando de destruir el sistema de creencias y valores que apoya Mami Kurimoto (su compañera de trabajo para más detalles). El metódico ataque a su manera de ver la vida es el motor de una primera parte de este tomo, en la que la crítica a las religiones está muy presente y Umezawa juega a enfrentar al Dios cristiano contra la triste realidad de los elementos más turbios de la sociedad humana.

 

Con Uno y Noventa y Nueve #2

Con Uno y Noventa y Nueve #2

 

La segunda parte del tomo llega después de un momento durísimo seguido de una epifanía. A partir de aquí el argumento vira y pasamos a contemplar la deshumanización de una persona consumida por la venganza frente a la humanización del monstruo que cree haber encontrado a su igual. Cuando el final llega y los papeles vuelven a revertirse, sin embargo, a los lectores nos parece percibir en el aire cientos de preguntas.

 

La ausencia de respuesta a todas y cada una de ellas forma parte de la magia de Umezawa. Nos toca a nosotros la dura tarea de responderlas. Si es que somos capaces de tal cosa.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados