Deathco #5

Deathco #5: Hoja de ruta

DEathco #5El mundo se ha trastocado

 

Tras unos cuantos meses sin saber nada de él, volvemos al manga más impredecible de cuantos publica ECC en la actualidad. Deathco ha sido desde el principio una montaña rusa en la que las vagonetas se mantienen pegadas a las vías por pura inercia y llegó un momento en el que no sabíamos muy bien lo que estábamos leyendo. Sin embargo, desde el número anterior se ha venido desarrollando una trama que, al bucear en el pasado de Madame M y presentarnos sus consecuencias sobre el presente, le ha dado al manga de Atsushi Kaneko dos grandes ventajas: una mayor profundidad en sus personajes y una trama firme sobre la que desarrollar el mensaje que se quiere transmitir.

 

A ver, Deathco sigue siendo una niña escalofriante y Madame M y Li siguen dando una cierta grimilla gracias a la manera grotesca en la que el autor de Wet Moon nos los presenta y retrata su relación. Pero la aparición de Deevil y las continuas referencias al pasado que este personaje está provocando han logrado que empaticemos (si es que eso es posible) con los protagonistas y que comience a interesarnos qué es lo que va a ser de ellos y qué fue lo que sucedió en el pasado para que los dos antiguos reapers se enemistaran hasta tal punto.

 

¿¡Insinúas que esa vieja es como una bomba atómica!?

 

Dos cuellos más caen durante el camino que recorre este quinto volumen, pero en el festival de sangre que es esta serie sus muertes no podían importarnos menos. Desde hace algún tiempo (y pienso que esta era la voluntad del autor) las muertes y el objetivo de Guild han pasado a segundo plano para que el manga pueda centrarse en lo que de verdad importa, que no es otra cosa que el drama que revolotea sobre la niña protagonista y sobre la anciana obesa que la alimenta y viste. Y lo cierto es que esta historia es adictiva, no es duradera (no puede el manga extenderse mucho más), pero sí muy interesante y divertida de leer. Kaneko introduce los giros de guión justos y en los momentos adecuados y, dada la sencillez de su historia, no ha sido difícil recordar dónde nos habíamos quedado antes de comenzar a leer este Deathco #5.

 

Deathco #5

Deathco #5

 

Pero estas mismas características son las que hacen que Deathco no pueda sobrevivir mucho más allá de este arco argumental. La historia que pretendía contar Kaneko ya está casi vista para sentencia y tanto los personajes como el tono macabro de la obra no dan mucho más de sí. ¿Quiere decir esto que no la recomiendo? Ni mucho menos. Bien es cierto que estamos hablando de un cómic difícil de digerir y que tarda un poquito en hallar su senda, pero una vez que lo hace funciona como un tiro y en todo su recorrido es taaan distinto a todo lo que nos rodea editorialmente hoy en día que en el fondo nos pide a gritos darle un trato preferente en nuestra pila de lecturas. El sexto volumen de este manga ya está en las librerías y dentro de poco nos lanzaremos a por él, pero de momento y hasta este punto Deathco es un seinen a tener muy en cuenta.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados