Better Call Saul

Bienvenidos a ‘Better Call Saul’, el spin-off de ‘Breaking Bad’

A estas alturas de la vida, quien no hay oído hablar de Breaking Bad es que no vive en nuestro planeta. La serie creada por Vince Gilligan se ha convertido, por méritos propios, en una obra de culto que se ha colado entre las mejores series de la historia. Por eso la idea de un spin-off parecía descabellado. Pero Gilligan y su colega Peter Gould han sabido que personaje era el que pedía a gritos volver a este mundo de drogas, corrupción y traiciones: Saul Goodman, personaje que vuelve a interpretar Bob Odenkirk.

 

Para poner en situación a aquel que no haya visto Breaking Bad, Saul Goodman es un abogado que trabaja en Albuquerque y ayuda a Walter White y a Jesse Pinkman a solucionar sus asuntos más turbios. Su aparición fue un soplo en cuanto a personajes secundarios, siendo uno de los más queridos de la serie. Por ello, a la hora de realizarse el spin-off su nombre siempre fue el primero en aparecer. Y ahora, un año y medio después del final de Breaking Bad llega Better Call Saul (título cogido del eslogan de sus anuncios).

 

Bob Odenkirk en Better Call Saul

Bob Odenkirk en Better Call Saul

 

Cuando te sientas delante del televisor para ver Better Call Saul hay algo que no se te va de la cabeza, y es que estás volviendo de nuevo al mundo de Breaking Bad. Y eso no lo puedes evitar tras ver los grandioso primeros minutos de Better Call Saul. El inicio son diez minutos en blanco y negro, mudo, y viendo a Saul en una pastelería trabajando limpiando su nombre y alejado de todo lo malo que le trajo Albuquerque. Pero el miedo a ser reconocido por alguno de sus enemigos, hará que Saul siempre esté en tensión y añore aquellos tiempos de abogado. Así es como comienza la serie, con una declaración de intenciones en donde vemos que todo parece seguir igual pero variando.

 

Y es que algo bueno que tiene la serie es que ya directamente no presenta personajes. Quién ha visto la original sabe quien es Saul, para el resto no hace falta explicar nada, simplemente con el anuncio y como se desarrolla el principio del capítulo rápidamente sabemos quién es. Cierto es que el piloto es un poco rápido en lanzar al personaje a la aventura de su vida antes de Albuquerque, y de llamarse Saul, para avanzar rápido en la trama. Una trama de abogados, juicios e intentos de estafas típicas de Saul. Y es entonces cuando un personaje importante de las primeras temporadas de Breaking Bad hace su aparición. Pero es que en el segundo capítulo, se estrenó con uno doble, la serie va como un tiro dándonos aquello que queremos ver, a Saul hablando por los codos y los primeros chanchullos con la mafia.

 

Better Call Saul

Fotograma del primer episodio de Better Call Saul

 

El miedo que había por este spin-off se diluye rápidamente al ver que Vince Gilligan y Peter Gould se han tomado esto en serio. Había miedo por si la serie terminaba siendo una especie de comedia (hay que recordar que Saul era una especie de recurso cómico), pero nada de eso. Better Call Saul es una serie que convence como drama en sus primeros capítulos, veremos si sigue por ese camino y, aunque no alcance a su hermana mayor, esperemos que este spin-off se coloque cerca de ser algo tan grande como Breaking Bad. Nosotros creemos en Gilligan ¿Y vosotros? Para cualquier cosa ya sabéis, mejor llamad a Saul.

Acerca de Christian Leal

Avatar de Christian Leal

Desde niño me apasioné por el séptimo arte, por ello decidí licenciarme en Comunicación Audiovisual, pero después amplié mis miras también hacía la pequeña pantalla en la que devoro, bebo y me alimento de series y cine. Mi vida podría resumirse en un guión de Aaron Sorkin dirigido por David Fincher o Michael Haneke.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados