Vincent Cassel y Lola Le Lann

Vincent Cassel (‘Una semana en Córcega’): «Está comprobado que crisis y comedia juntos funciona»

Chapurreando el español. Así se ha presentado Vincent Cassel en su visita relámpago por Madrid antes de irse a Canarias a rodar la quinta entrega de Bourne. Se muestra contento con el resultado de Una semana en Córcega, que ha sido un éxito en Francia. No es la primera vez que el actor trabaja con el director Jean-François Richet, con el que cambia en esta ocasión de registro porque pasa a la comedia, un proyecto muy interesante, como bien ha dicho a los periodistas en el Instituto Francés. La historia de dos padres (François Cluzet y él) que se van de vacaciones con sus respectivas hijas adolescentes. Él es el padre enrollado, mientras que a Cluzet le toca el rol de padre pesado con su pequeña, a la que interpreta la debutante Lola Le Lann. Su joven compañera de reparto estaba también y ha comentado que para ella era una experiencia muy interesante y ha estado muy a gusto con sus compañeros.

 

Vincent Cassel

Vincent Cassel durante la presentación de ‘Una semana en Córcega’ en Madrid

 

Sobre el éxito en su país de origen, el actor aseguraba que “crisis y comedia juntos está comprobado que funciona y en esta cinta van mezclados; todo lo que tenga toques más pesados o sombríos, dificulta. Aquí podría haberlos dado que se trata de una historia con una menor. «De hecho con eso en Estados Unidos hay una especie de corriente de puritanismo hacia como se hacen las cosas, que si racismo, que si sexismo… Y el personaje de Lola quería que estuviese al límite de ser mayor de edad. En un principio iba a tener 15 años, edad que iba a dificultar la emisión. Por eso insistí en que estuviese justo al borde de ser una menor«. A lo que su compañera novel de reparto resumía diciendo que se trata de «una historia de amor entre una joven y una adolescente; la chica se enamora del padre de su mejor amiga, y creo que eso es lo que atrae al público». La película es una adaptación de otro título galo de 1977, pero Cassel matizaba que «la primera es una historia de amor imposible, cuando aquí el enfoque es que es una historia de amistad y traición. Es una óptica completamente distinta, y aquí tiene ese toque más moderno entre la historia de amor tradicional«.

 

Lola Le LannCassel, que se prodiga poco por comedia, ha comentado que le interesan las historias bien cuidadas, no algo que esté poco trabajado. Lo que sí es cierto, es la similitud de roles que le toca siempre hacer. «Recibo papeles de malo, malvado, perverso y entonces, por algo será», lo que ha provocado risas entre los asistentes. Sobre su elección de roles, decía que continúa buscando; «tiene que ser algo que me sorprenda, pero lo que sí diría es que últimamente estoy cogiendo gusto al viaje. Este año he trabajado en Australia, Brasil, América, creo que me estoy volviendo un gringo internacional. Lo soy de verdad. Y disponible”. Y eso que con esta película ha vuelto a sus raíces, la isla de Córcega, algo que le gustó dado el espíritu corso, tan rudo y con ese espíritu constante que tienen de “vendetta”.

 

A la hora de hablar sobre el trasfondo de la película, el síndrome de la juventud, el actor de Cisne negro expresaba que ese ha sido uno de los puntos que más me ha gustado. “Yo a mi edad no me siento para nada desconectado. Hace 30 años un hombre de cincuenta estaría mucho más desconectado. Hoy alguien de cincuenta puede seguir sintiendo como un joven; hay más terreno de comunicación entre los adultos que siguen jóvenes y los adolescentes que maduran antes y se hace más fácil”.

 

Lola, más tímida en el encuentro, explicaba que su reto, más allá de las escenas íntimas, fueron las que tenía que expresar sensaciones. Porque de sus sentimientos va la película. No es una historia de hombres, y como ha explicado Cassel no podía convertirse en ello. “Si alguien tenía que caer en ridículo, que fuesen los hombres. Sería más interesante. Y además, las que mandan aquí son ellas. Como en todo”.

 

Lola Le Lann y Vincent Cassel

 

Así, este “padre cool, pero hasta cierto punto”, como se ha definido, se despedía de la prensa en esta visita fugaz por la ciudad.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados