Gloria Bell

Gloria Bell: Mi vida a los 50

En 2013 el director chileno Sebastián Lelio sacó una película llamada Gloria sobre una mujer divorciada, de más de 50 años, donde trataba temas como la vejez, la soledad, la sexualidad y el miedo a estar solo. Un film que aunque no llegó a ser muy conocido, recibió grandes críticas y pasó por festivales como Berlín y San Sebastián, acumulando numerosos premios. Desde entonces Sebastián Lelio ha empezado a ser reconocido en todo el mundo por su película Una mujer fantástica, una historia sobre la transexualidad que recibió muchos galardones incluyendo el Oscar a mejor película de habla no inglesa.

 

Seis años después nos ha sorprendido realizando un remake americano de su propia película Gloria y con Julianne Moore como protagonista absoluta.

 

Julianne Moore

 

Gloria es una mujer divorciada que lleva una vida de libertad, fiestas y encuentros sexuales esporádicos. Un día conoce a Arnold (John Turturro), quien que cambia por completo el rumbo de su vida tras empezar una nueva relación. Si comparamos ambos films podemos reconocer ciertas diferencias, en primer lugar el tono, si bien la chilena tiene un estilo más sucio, crudo y dramático, en esta nueva versión es todo mucho más cristalino y naive. Todo ello acompañado de la fotografía de una de las mejores directoras de foto de la actualidad: Natasha Braier, quien decide llenar de luces y glamour lo lugares por los que se mueve la protagonista. Por otra parte el personaje de Gloria tiene comportamientos diferenciados entre ambas películas, en este caso Julianne Moore tiene una estilo más vitalista y alegre, frente a una Paulina García que interpreta una mujer introvertida y sobria.

 

Lelio es uno de los directores actuales que mejor saben acercarse al comportamiento humano, y se atreve a tocar el tema de la vejez, casi inexistente en las películas en cartelera de los últimos años. Una historia universal, capaz de llegar a cualquiera sin importar la edad o el sexo, y a partir de detalles sutiles y nada exagerados, consigue transmitir las dudas y miedos del personaje de Gloria. Julianne Moore deja de lado su típica visión de mujer despampanante para convertirse en una persona de lo más normal y humana, realizando una interpretación superlativa que, si el mundo fuese justo, debería recibir una nominación a los próximos premios Oscar. 

 

John Turturro y Julianne Moore

 

En un fin de semana en que las salas de cine se llenaran como nunca de gente esperando a ver a todos sus superhéroes favoritos en la gran pantalla, existe una alternativa madura y brillante como es Gloria Bell. Sin lugar a dudas el trabajo más redondo del director chileno.

Acerca de Jorge Delgado

Director de cine en fase alfa. Devorador compulsivo de películas y realizador de videocríticas en youtube. David Lynch como respuesta ante cualquier pregunta de la vida.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados