El Inmortal Hulk #5 (#80)

El Inmortal Hulk #5 (#80): Más allá del límite

El Inmortal Hulk #5 (#80)«Algunas armas deben seguir siendo el último recurso«

 

¡Madre mía con Al Ewing! Llevo siguiéndole la pista desde que le leí en Poderosos Vengadores y nunca habría imaginado que se le daría tan bien el terror de la mano de la encarnación más siniestra de Hulk que hemos visto en años. ‘Hulk Diablo‘ lo llaman Thor e Iron Man, y lo cierto es que algo así parece. No estamos tan sólo ante el Hulk Maestro malvado e inteligente. Esto es algo más, que huele el miedo y ataca con fuerzas no sólo en el plano físico, sino también en el psicológico, al conocer y adivinar las debilidades de cada uno de sus contrincantes y utilizarlas en su favor. Ya le vimos frente a Sasquatch (cuando debilitó la mente del doctor Walter Langkowski como paso previo a absorber su radiación gamma) y ahora le vemos hacer lo propio contra la plana mayor de los Vengadores, que sólo logran contenerle tras pagar un altísimo precio.

 

Pero lo que sigue, lo que propone Ewing a continuación de esta brutal batalla en el segundo capítulo que contiene el número de este mes, es aún más tenebroso y salvaje. El guionista coloca al piel verde en una situación muy complicada sólo para hacernos ver el límite de su inmortalidad e invitarnos a tragar saliva con dificultad. Esta segunda historia y, sobre todo, su final marcan un antes y un después no sólo en esta etapa, sino en la historia del goliat esmeralda. Ewing hace que Hulk cruce una línea que pocas veces le habremos visto cruzar (mucho menos en la continuidad oficial) y esto, por fuerza, va a pasarle factura a Bruce Banner.

 

«¡Es el latido de su horrible corazón!«

 

Un Bruce que, por cierto, cada vez parece tener menos peso en esta historia. Y yo que lo aplaudo. Siempre he preferido las historias que protagonizaba el monstruo gigante por encima de las que tratan sobre la dualidad a lo Doctor Jeckyll y Mr. Hyde. Me encanta el Planet Hulk de Greg Pak y cómo comenzó Jason Aaron a escribir sobre Hulk en esa etapa fugaz suya de hace algo más de un lustro. La dualidad está bien y es muy interesante, pero me gusta leer sobre el monstruo que se oculta bajo la alfombra. Hulk representa todo lo salvaje, oscuro y terrorífico que anida en nuestros corazones. Aquellos impulsos que no dejamos salir para evitar herir a quienes queremos. Y precisamente por ello es tan placentero leer sobre ello, es una manera de liberar a nuestros propios demonios, aunque sea a través de las viñetas de un cómic.

 

El Inmortal Hulk #5 (#80)

El Inmortal Hulk #5 (#80)

 

Poco más puedo decir sin reventaros la historia del cómic que DEBERÍAIS estar leyendo. Cabe añadir que la portada de este número se debió cocinar antes de que terminara el primer arco argumental de los Vengadores de Aaron, porque la presencia del Doctor Extraño no tiene sentido con lo que estamos leyendo actualmente en dicha colección ni con lo que vemos en esta. Pero bueno, es un detalle sin importancia (como el lío con el color del traje del Capitán América que Panini ha corregido… pero no) en una colección cuyas entregas voy devorando conforme van cayendo en mis manos. Marvel ha dado en el clavo con la combinación de guionista y colección. No sé cuánto aguantará a este nivel, pero sí que sé que lo voy a disfrutar un montón mientras dure.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados