Más allá de la vida: Eastwood se marcha al más allá

Embarcándose en una historia con tintes sobrenaturales, Más allá de la vida sigue a tres desconocidos cuyos caminos acaban confluyendo. George Lonegan (Matt Damon) es un médium con la habilidad de contactar con los muertos pero que ha renunciado a usar su poder; Marie LeLay (Cécile De France) es una reputada periodista que tuvo una experiencia cercana a la muerte cuando sobrevivió al Tsunami asitático; y Marcus (Frankie / George McLaren) es un niño que ha perdido a su hermano gemelo en un accidente.

Titular

El tema principal de la película es la muerte y la existencia del más allá, pero también se hace hincapié en la condición humana a través de la fe, la esperanza o la aceptación de uno mismo y su destino. El mensaje que transmite Más allá de la vida es muy positivo y espiritual.

Es cierto que no se trata de la mejor película de Clint Eastwood y cuando se hagan retrospectivas sobre su obra, ésta quedará como una película menor; pero es innegable la capacidad del cineasta para atraparnos. El inicio del film con su idílica estampa previa a la catástrofe y la furia posterior del tsunami son prueba de ello. Pasa de un retrato intimista y muy cercano a una tensión y espectacularidad que nos pega al asiento con asombrosa naturalidad.

Más allá de la vida, compuesta por tres historias paralelas como ya hemos comentado, se centra más en los aspectos personales que en los sobrenaturales de por sí, aunque sean estos (y su explicación) lo que mueva a los personajes.

Titular

De las tres vidas que se nos presentan, quizás la más interesante sea la de Marcus. Es en ésta en la que el elemento sobrenatural queda completamente en un segundo plano y humaniza completamente la situación del niño, su tristeza y sus esperanzas.

La historia de Matt Damon, por el contrario, causa una cierta sensación de déjà vu. Tanto en el desarrollo de la trama acomo en el personaje de George Lonegan en sí, el recuerdo de Bruce Willis y El protegido está muy presente: hombre triste y solitario que carga con un don que él considera una maldición (lo que le aleja de sus seres queridos), pero al final lo acepta como la bendición que es y al hacer lo correcto se realiza como persona.

A pesar de ello, la actuación sobria y de contenido sufrimiento de Damon está muy bien lograda.

Más allá de la vida es una más que interesante propuesta sobre la existencia y la muerte con el sello de Clint Eastwood.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados