Agnosia: Un cuento de tensión menguante

Titular Agnosia, una producción de Telecinco Cinema, aterriza en nuestra cartelera de la mano del director Eugenio Mira («conocido» por The Birthday, hasta ahora su único film). Si algo funciona, es que los actores principales derrochen belleza por cada uno de sus poros y, por ello, no podían faltar Eduardo Noriega, Bárbara Goenaga ni Félix Gómez en esta historia de intriga que aburre al más pintado.

Esta especie de cuento que se desarrolla en la Barcelona de finales del siglo XIX, que mezcla confabulación, intriga y romances, donde la tensión del espectador va menguando con el trascurso de la historia, está protagonizada por una joven que sufre una agnosia gravemente desarrollada (y que podría haber dado mucho juego) de la que se aprovecha una serie de personajes para conseguir unos fines plenamente empresariales. Este argumento, nada novedoso (citemos por ejemplo, Memento), es deshuesado en un guión bastante flojo realizado por Antonio Trashorras, donde momentos que podrían haber dejado sin habla al espectador se convierten en meras escenas que se suceden sin más.

 

TitularParece que una película ya no tiene emoción si no se introducen momentos en los que el espectador se sienta vacilado por el guionista. Me explico: en este largometraje somos víctimas, una vez más, de situaciones que no son lo que parecen y que son explicadas escenas después con una música que te hace replantearte tu inteligencia. Como ejemplo podría citar los finales de la saga Ocean’s Eleven (2001).

Lo que empieza siendo un cuento, que nos atrapa por lo poco que sabemos acerca de esta cruel enfermedad, se convierte en una historia poco emotiva de final trágico, donde el trastorno que sufre la joven Joana (Bárbara Goenaga) es lo de menos en toda la historia.

Si de algo puede presumir este largometraje es de la fotografía, donde el espectador puede disfrutar de unos buenos paisajes, montajes y una esmerada y conseguida ambientación -personalmente, yo me quedo con la fotografía de la última escena, qué lástima que no se haya repetido más- así como de la música, que ha sido creada por el propio director, Eugenio Mira, y que ayuda mucho en ciertas partes del film.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados