Dorohedoro #10

Dorohedoro #10: Serious magic

Dorohedoro #10«¿Nos mandas cavar una tumba y luego vas y te largas?«

 

Parece mentira que haga ya poco más de un año que comenzara ECC a publicar Dorohedoro en nuestro país. Confieso que comencé a leer la serie con algo de escepticismo tanto por su dibujo como por unas portadas cuyo estilo se salía un tanto de las líneas claras y limpias a las que nos tiene acostumbrado el manga. Sin embargo, Q-Hayashida tiene en la cabeza una historia magnífica que cuenta con un plantel de personajes espectacular y unas dosis de acción, magia y comedia elevadísimas para convencer al más reticente de que este es uno de los grandes descubrimientos de 2018 que conviene seguir muy al día en 2019 (máxime cuando se nos avecina una versión animada del cómic desde tierras niponas).

 

Para un servidor, una de las cosas que definen el nivel de calidad de este seinen parte de lo siguiente: Tras casi quince años recibiendo sugerencias, recomendaciones y descubrimientos en materia de manga por parte de Luis y Gonzalo Olmedo (grandes expertos en la materia) la colaboración con ECC me está permitiendo devolverles un tanto el favor. Así, de mis manos han pasado a las suyas algunos números de Crows o Servamp, pero ha sido con Dorohedoro con la serie con la que he dado con la tecla. Han bastado tres-cuatro números para que se lancen a la compra de la colección completa movidos por una historia que les ha llevado a un estilo de manga de hace décadas y por unos personajes que, en medio de un mundo y unas situaciones terribles, siguen viviendo con una normalidad y un humor que hacen que a uno se le contagie el buen rollo y la esperanza.

 

«Tengo mil maneras de matarte a mi disposición«

 

A todo esto, en Dorohedoro #10 la historia da un giro muy serio. Continuamos con la tanda de revelaciones con el descubrimiento de los orígenes del gran antagonista de En para avanzar más adelante hacia un enfrentamiento largo tiempo pospuesto y que cierra el tomo con un nuevo y terrible giro de guión y un par de revelaciones más que, como ya es costumbre con esta autora, no hacen sino llevarnos a una tonelada más de preguntas sin respuesta. Entre medias, las historias de todos los personajes involucrados siguen avanzando hasta el punto en que en más de una ocasión me he planteados seriamente hacerme un esquema con todo lo que está pasando a la vez en este manga, que no descuida a casi ninguno de sus personajes. Sin entrar en detalles, tenemos ahora hasta cuatro líneas argumentales paralelas y complejas abiertas: la de En, Caimán y Nikaidô, la de Risu, la de la gente de Hole y la nueva e interesante línea de Ebisu y Fujita.

 

Dorohedoro #10

Dorohedoro #10

 

Dorohedoro es, a día de hoy, una de las series más interesantes que publica ECC y, sin duda alguna, el manga más imprescindible de su creciente catálogo. Más allá de la actualidad en la que vive inmersa esta obra por su salto a la pantalla, esto se debe a que tenemos entre manos a un manga que no teme la experimentación, pero que la mezcla con una historia que te mantiene en vilo de la primera a la última página de cada tomo. El equilibrio entre acción, suspense y comedia (mucho ojo al capítulo extra de este volumen) de Dorohedoro es tal que podría funcionar indefinidamente más allá de su interesante trama principal y el mundo (doble si entendemos a Hole y el de los magos como mundos separados) es tan rico que soportaría un buen puñado de historias más allá de la que Q-Hayashida ha elegido para darse a conocer en nuestro país.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados