El Asombroso Spiderman #1 (#95): ¡Bienvenido, Peter!

El Asombroso SpidermanEran muchos los que esperaban (esperábamos) como agua de mayo la llegada de este momento, ¡el retorno de Peter Parker! Por más que nos hubiéramos encariñado de Otto Octavius (¿quién lo habría dicho hace un año?) y nos entristeciéramos con su final. La portada con la que abrimos el tomo no puede ser más ilustrativa de las intenciones de sus autores, Dan Slott y Humberto Ramos. Peter ha vuelto y lo hace a cara descubierta, con la determinación de abrazar esta nueva oportunidad con un enfoque mucho más vitalista. Se acabaron los tiempos siniestros de Octavius. Edgar Delgado y el resto de coloristas ofrecen una Nueva York más luminosa, con una primera aventura orquestada por su guionista que transcurre de buena mañana, con un Spiderman desnudo (literalmente), en estado puro.

El positivismo y buen humor no esconden, sin embargo, el trágico precio de ver de nuevo a Parker balanceándose sobre la ciudad. La muerte de Octavius es una muesca más en la conciencia de un Spiderman caracterizado siempre por un sentido de la responsabilidad y culpabilidad desproporcionados desde cualquier punto de vista. Este enésimo peso que carga sobre sí mismo (aunque no tenga culpa de nada) y las sombras que plantean sobre su futuro (algunas con los nombres propios de Electro y Felicia Hardy… otras se darán a conocer en el cruce con Pecado Original), plantean un interesante porvenir para un personaje que se encuentra de repente con una vida que no es la suya y a la que tiene que alcanzar a toda prisa: nueva empresa, nuevos amores y aliados, enemigos (y estos subiendo en cantidad)… resulta casi más interesante la faceta personal e íntima de Parker que su carrera superheroica.

Y Slott es consciente de ello, planteando un primer relato en el que Peter ha de hacer frente a unos problemas que no le dan un respiro y no dejan de acumularse. Debida la cantidad de información que tiene que procesar el personaje para recuperar varios meses de una vida que no ha parado en su ausencia, este parece verse superado en alguna que otra ocasión. Algo aplicable también a Dan Slott, que lo soluciona acelerando las tramas, lo que da lugar a que algunas situaciones se resuelvan de forma precipitada y un tanto forzadas. El caso más representativo de esto es el que concierte a Anna María Marconi, la novia del “otro” Peter.

El Asombroso Spiderman

Dado el tono de este primer número, en el que abunda la comedia, estirar esta subtrama podría haber generado una cantidad de situaciones de lo más divertidas. Aunque no deja de ser coherente con la forma de ser de un Parker para el que la honestidad está por encima de todo. El guionista aprovecha también para ofrecer algunos guiños encaminados a recuperar personajes como Mary Jane, alejados de los focos en los últimos tiempos, e incluso mira dentro de la comunidad superheroica, con Johnny Storm y Spiderwoman a la cabeza, marcando distancias con su predecesor. Este Spiderman es un tipo que por más que trabaje solo, nunca podrá sentirse como tal, siempre habrá una mano amiga que lo recoja cuando todo vaya mal. Lo contrario a Otto, quien trabajando con todo un ejército a su servicio, no podía sentirse más desamparado. “El precio de ser Superior” diría él.

El tomo se completa con una nueva entrega de The Superior Foes of Spider-Man y una extensísima galería de 19 páginas con todas las portadas aparecidas expresamente para celebrar esta puesta en marcha de la nueva etapa de Spiderman con el eterno Peter Parker al frente. Y nosotros que nos alegramos.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados