Tony Stark

Los Vengadores #45-47: El precio del pecado

Los VengadoresComo ya hicimos con su serie hermana, para este artículo hemos decidido centrarnos solo en las andanzas de Capitán América y el resto de Vengadores al margen de los Illuminati, lo que nos lleva directamente al cruce de esta colección con Pecado Original.

 

Un cruce, sin embargo, que se acota solo al logo de la portada. Como en el resto de series salpicadas por el evento, Los Vengadores de Jonathan Hickman han renunciado a enlazar su trama con la resolución del asesinato del Vigilante y se ha centrado en los secretos que esconde el grupo. Una decisión de lo más acertada –y obvia. El guionista decidió desvelar a Steve Rogers el engaño al que había sido sometido por sus compañeros los Illuminati para que les dejara hacer frente a las incursiones usando cualquier medio a su alcance (algo a lo que se negaba el Capi).

 

El conocimiento de dicho secreto ha servido como detonante para iniciar una pequeña saga en la que Rogers, Ojo de Halcón, Viuda Negra, Thor y compañía viajen a lo largo del tiempo hacia el futuro para comprender las consecuencias de lo que está aconteciendo en el presente. Unas consecuencias que se seguirán notando varios milenios en el futuro.

 

Sin entrar más en detalle para no hacer spoilers a nadie, este «viaje del conocimiento» de Capitán América supone una concreción de los enrevesados vicios de Hickman, que construye una historia que plantea más interrogantes que soluciones y a la vista del salto de ocho meses que se avecina en Los Vengadores #48 y las Secret Wars, no tendrá mayores consecuencias. O puede que sí, pero ya entramos en el campo de las especulaciones y con este guionista pocas cosas se pueden dar por sentadas. Lo único cierto es que la «temeridad» de los Reed Richards, Hank McCoy y demás miembros de la logia de héroes marvelitas tendrá un altísimo coste, pero Capitán América está dispuesto a todo para solucionarlo.

 

Aunque a pesar de lo retorcido que pueda parecer todo con la presencia de personajes con larga trayectoria en el editorial, pero que no habían hecho aparición en esta última etapa de la cabecera, o los saltos temporales, que hasta no llegados a Los Vengadores #46 no terminan de cobrar un sentido completo (retando así la paciencia de algunos lectores); desde el primer momento queda clara la intención de fondo del guionista, el conflicto que quiere abordar. Y este gira en torno al Capitán América, personalizado primero en Iron Man y extensible luego al conjunto de líderes y poderosos que pretenden imponer su criterio al del Centinela de la Libertad.

 

Lo que empieza siendo un conflicto personal entre los dos pilares de Los Vengadores deriva en la lucha de Rogers contra la verdad impuesta y la inevitabilidad de todo. En el fondo, el relato que tenemos entre manos es un relato acerca de Capitán América y la fortaleza de su espíritu que, equivocado o no, se mantiene fiel a unos inquebrantables principios. De esta forma, apunto de que comience la cuenta atrás para el terremoto en el cosmos marvelita de las Secret Wars, Jonathan Hickman deja bien perfiladas las posiciones de sus dos grupos de Vengadores y sus respectivos líderes. Unos reforzados en sus convicciones y otros derrotados después de darse de bruces contra sus propios límites. Así pues, el conflicto está servido.

 

Nos reencontraremos con Los Vengadores en ocho meses.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados