Spiderman

El Asombroso Spiderman #1-2 (#150-151): Duros comienzos

El asombroso Spiderman #2 (#151)Bajo el título Regreso a las esencias Nick Spencer lidera una nueva fase en la vida de nuestro trepamuros favorito que se caracteriza, como podéis imaginar, por una vuelta a tiempos más sencillos para Peter. Se acabó presidir grandes empresas o vivir de forma holgada, se acabó el apoyo de Nueva York y se acabó, en definitiva, la vida como soltero de oro. Vuelven los problemas económicos y laborales, el pelearse con la opinión pública para ser reconocido y MJ (que nunca debió marcharse) vuelve a estar revoloteando muy cerca.

 

Con este plan en marcha (el primer cuaderno arranca con Peter visitando un piso compartido que alquilar), es inevitable pensar que hay una intención clara de desandar buena parte del recorrido hecho por Dan Slott en la larguísima etapa precedente. Tanto la directiva de Marvel Legacy como el deseo de Spencer de marcar distancias y buscar su propia voz para la serie son buenas explicaciones para entender esta decisión, pero que no sirve sino para hacer más complicados estos nuevos comienzos. Es cierto que el propio Slott ya apuntó hacia este punto de arranque en sus últimas sagas al frente de la cabecera, pero aún así seguía dando la impresión de tener un rumbo definido.

 

En este primer arco de Nick Spencer, sin embargo, se respira cierta confusión. El guionista recupera muchos y variados personajes entre aliados y enemigos del trepamuros para que hagan ruido y subrayarnos que van a ser importantes, al menos, estos primeros meses con él como capitán del barco. Presenta incluso un misterio que irá desarrollándose y agrandándose con el paso de los números, perono genera demasiado entusiasmo. Todo en el ambiente parte con sintomas de agotamiento, de ser ideas un tanto manidas.

 

Es cuando el escritor aborda la figura de Peter y no la de Spiderman cuando atisbamos el potencial que puede desplegar su etapa. Trae consigo algunas ideas de su irreverente Enemigos Superiores de Spiderman con Búmerang a la cabeza y aporta su personal sentido de la comedia, que tira mucho de la ironía y el humor negro que ponen a nuestro protagonista en situaciones que transitan entre la incomodidad y lo patético, para desgracia suya y disfrute nuestro. Para muestra, la escena de El asombroso Spiderman #2 en la que nuestro héroe acaba participando en un trivial sobre su alter ego justiciero. Peter va a sufrir bastante con Nick al frente, aunque para ser justos con él, lo compensa revirtiendo cierta situación que buena parte del fandom llevaba reclamando desde hace tiempo y que hemos podido ver desarrollarse en colecciones fuera de continuidad.

 

Las dudas respecto al rumbo que puede tomar la serie si Spencer no sabe equilibrar las dos caras del personaje (la civil y la heroica) pueden ser una losa importante. Sobre ello reflexiona -y mucho- en el primer número y confiamos en que tome buena nota, porque la indecisión respecto al rumbo que se percibe en la serie, junto a la sensación de vuelta atrás y de planteamientos faltos de emoción que nos propone, los comienzos van a ser duros para este Spiderman que abre un nuevo capítulo en su vida.

 

El segundo número de esta nueva etapa incluye también un Annual escrito por Saladin Ahmed que nos retrotrae a la época en la que Spidey jugueteaba con el simbionte recién llegado de las primigenias Secret Wars allá por 1984. Hay un cuidado trabajo de contextualización para llevarnos a aquel momento en la vida del trepamuros y hacernos partícipes de la terrible lucha entre el ente alienígena y Peter. Lo interesante, sin embargo, es que el relato está contado no desde la perspectiva de Parker, sino del simbionte. Un perverso y sugerente giro que nos obliga a ver las cosas desde otra perspectiva, la del «malo».

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados