Zatanna

Batman. Condenado – Libro 1: Duda razonable

Batman: CondenadoECC Ediciones apuesta a lo grande por el sello Black Label publicando Batman: Condenado en cartoné, con su propio formato (de un ancho mayor del habitual), y un precio «deluxe» para 48 páginas. Black Label viene a servir de cajón en el que dar cabida a obras unitarias sobre los principales personajes de la editorial, pero desde una perspectiva más adulta y alejada de la continuidad, un refugio para autores de prestigio en la industria que quieran dar su visión personal de los estandartes deceítas. Un sello que seguramente también proporcionará la excusa para sacar la enésima edición de obras clásicas como La broma asesina.

 

Pero vamos a lo que importa, Batman: Condenado. En esta serie limitada nos reencontramos con Brian Azzarello y Lee Bermejo, a quienes disfrutamos enormemente en Joker. Volvemos a Gotham y volvemos a tener al Joker, aunque esta vez los problemas para el Cruzado Enmascarado los provoca su muerte.

 

La sinopsis que ofrece la contraportada del libro ofrece algunos problemas, porque después de abordar la lectura, uno no sabe si ofrece demasiada información o si habla de otra historia. Este primer volumen tiene un carácter introductorio muy acusado, se compone de fragmentos del pasado y del presente, acompañados de una voz en off ambigua, que no aclara gran cosa. Batman parte de un estado de vulnerabildiad, herido y confuso y ya desde el planteamiento Azzarello busca la identificación del lector con el personaje poniéndole las cosas difíciles.

 

Fuera de contexto igual a Batman: Condenado se le puede reprochar una falta de historia, pero es evidente que el guionista tiene pensada la historia en su conjunto y que una vez leída al completo, las sensaciones que deja este primer libro cambiarán mucho. Es una apuesta arriesgada, pero también invita al lector a tener paciencia y apreciar las particularidades de este relato.

 

La pista la dan los personajes con los que tropieza Bruce Wayne en estas páginas, todos ellos pertenecientes al espectro sobrenatural deceíta que nos recuerdan una y otra vez que las apariencias engañan y que las cosas no son siempre lo que parecen. Así, además de subrayar la sensación de desconcierto en la que se encuentran Batman y nosotros como lectores, siembra la sospecha de que la historia que tenemos entre manos es más de lo que aparenta. Esa «falta de historia» no es tal, solo que no se nos han revelado todas las cartas.

 

Dejemos que los magos hagan sus trucos y disfrutemos del espectáculo.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados