El Asombroso Spiderman

El Asombroso Spiderman #37 (#186): Disparatada reunión

El Asombroso Spiderman #37En este El Asombroso Spiderman #37 Nick Spencer juega a emular a Dan Slott en aquellas aventuras de gran escala en las que Spidey tenía que tirar de agenda (Julián Clemente cita los ejemplos de Spider-Island y Universo Spiderman en su Spot-On); y aunque no llega al nivel de aquellas (mejores o peores, eran endiabladamente divertidas), sus intenciones son más que loables.

 

«¿Empleados? ¡Éramos socios!«

 

Muchos de los frentes abiertos tanto en el transcurso de El rescate del rey como en la propia andadura de Spencer en la colección. Algunas situaciones nacidas al inicio de su etapa encuentran aquí su -triste- desenlace y la resolución de otras abre la puerta a futuras tramas. Estamos, en este sentido, ante un capítulo de gran importancia para la actual etapa, con Kingpin y su entorno llenando el espacio del hasta ahora onminpresente Pariente.

 

Pero este número publicado por Panini Cómics ofrece mucho más. Spencer acude a los escenarios que más alegrías le han dado en el entorno arácnido para explotar tanto la vertiente cómica (el giro de tuerca sobre los Mata-Arañas es impagable), como la emocional (el bueno de Fred ha sabido como engatusar a Peter). Y volvemos a la queja de siempre, ¿por qué Nick Spencer no podrá mantener una continuidad al respecto?

 

El capítulo también tiene mucho ruido. Pues, más allá de las revelaciones que hacen avanzar la trama, buena parte de las ideas expuestas y desarrolladas en esta grapa resultan exageradamente rebuscadas. En esta visión encaja, por ejemplo, la reunión de amigos bque tiene lugar al comienzo del número. Lobezno, Luke Cage, Spiderwoman, Jessica Jones… muchos compañeros de batalla del trepamuros se dan cita en estas páginas para echarle un cable. Hay cierta sorna en las dinámicas que se establecen entre ellos y Spiderman respecto a la tendencia del personaje a resolverlo todo sin pedir ayuda a nadie y hacia su tendencia casi patológica a confiar en la buena fe de la gente. Más allá de eso, la presencia de estos personajes sirve para agrandar el impacto de la amenaza, como hacen también los Mata-Arañas de Jonah Jameson (en serio, es un gag loquísimo).

 

Las próximas entregas de la colección se antojan interesantes, pero con este Spencer nunca se sabe. Como Peter, confiamos en su bena fe.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados