Matanza #1: La que se Escapó

Matanza #1. La que se Escapó: Miedo en las sombras

Matanza #1: La que se Escapó«Ya sé lo que estás pensando«

 

Cuando uno piensa en villanos comiqueros la memoria le lleva rápidamente a las augustas creaciones propiedad de DC como el Joker o Lex Luthor. Sin embargo, con el éxito de Marvel en los cines y con el relativamente reciente asalto al poder de los cómics más leídos en Estados Unidos las viejas estrellas del lado equivocado de la ley dentro de la Casa de las Ideas han ido desperezándose y reclamando su lugar en el panteón de los más buscados. Es el caso de King Pin, elevado a las alturas por la maravillosa interpretación que de él hace Vincent D’Onofrío en la serie de Netflix Daredevil y ahora protagonista de su propia colección en Marvel, también ha ocurrido con Thanos (cuyas breves apariciones en las películas del Universo Cinemático se han traducido en un cómic del que ya hablamos por aquí) y, más recientemente, con el deleznable Cráneo Rojo.

 

Sin embargo, mucho antes de que todos estos grandes villanos reclamasen su lugar ha habido uno que ha disfrutado de no una, sino dos colecciones propias en las que lo hemos contemplado matar y mutilar sin descanso y en las que los buenos, meros invitados, han tenido que rebajarse lo indecible para lograr simplemente capturarlo. Me refiero, como no a Matanza (Carnage en inglés), que ha España ha llegado en diferentes tomos recopilatorios (Matanza Máxima, Matanza U.S.A., Matanza Superior…) de diferente calidad, sí, pero que demuestran el tirón que tiene el condenado simbionte asesino.

 

«Hora del plan B«

 

Ahora, tras ser congelado, enviado al espacio, trasvasado a otros cuerpos y reducido a su mínima expresión, Matanza vuelve con motivo de la irrupción del Nuevo Universo Marvel para deleitarnos con una historia de puro terror en las profundidades de una mina. Un Gerry Conway pletórico nos trae a la versión más enfermiza del simbionte hijo de Veneno que se lanza de cabeza a una trampa preparada por un comando especial del FBI con tal de saldar viejas cuentas y, quién sabe, quizás darle la vuelta a la tortilla y dar caza a sus cazadores. Al dibujo tenemos a Mike Perkins, que ya está de vuelta de todo en cuanto al tema del terror en viñetas (no en vano ha ilustrado historias para Stephen King), ahogándonos en un arte oscuro, agobiante y cálido como sólo una mina de carbón abandonada puede serlo.

 

Matanza #1: La que se Escapó

Matanza #1: La que se Escapó

 

Lo espectacular de este nuevo tomo es la velocidad con la que uno lo lee. O quizás debería decir mejor que una vez que lo coges te atrapa y no puedes parar de leerlo hasta más allá de la última página (y aún te quedarás con ganas de saber cómo continúa). Conway crea un relato que no hace más que aumentar en tensión y velocidad y ni tan siquiera cuando las cosas se van de madre, para adentrarse en mundos que están más allá del tema de los mutados y los alienígenas, logra que apartemos la mirada del cómic. La que se Escapó es, a grandes rasgos, una típica historia de terror en distancias cortas y con escasa iluminación, pero aún siendo eso, está tan regiamente contada que vais a desear haberos traído ropa interior de repuesto.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados