Cannes 2015 | Día 1

La inauguración de un festival es siempre difícil. Especial mejor dicho. Si añadimos a esto que el festival en sí es Cannes, pues hay mucho más intríngulis por todo. Pero mientras uno se arme de paciencia, sobre todo si se tiene el azul o amarillo, todo irá rodado. Colores aparte, hay que aprovecharlo que la Croisette –o la acreditación– te permita.

 

la-tete-haute

 

Pasemos a las películas. Abría La tête haute, que jugaba en casa. Emmanuelle Bercot presentaba una historia de temática social, ardua, no simpática y reivindicativa. La película presenta a un chaval descarriado imposible, que su joven madre soltera no puede con él. Parece Mommy, pero Bercot no es Dolan ni de lejos –y eso que el quebequés anda por la ciudad. Mucho ruido pero poco estruendo, muchas palabrotas que no llegan a lastimar, ramas secundarias que no refuerzan, sino que debilitan todo el empuje que una historia que este calibre requiere. Y todo ello bajo la mirada de Mme. Catherine Deneuve, que se inmiscuye en la banlieue con su garbo. Lo hace bien, pero el resultado final es forzado. No cae en el horror, pero peca de políticamente correcta pese a sus esfuerzos de ir de chunga.

 

il-raconto-dei-racconti-stacy-martin

 

Bercot se queda en medias tintas, cosa que no ha provocado Il racconto dei racconti, de Matteo Garrone. El primero de los italianos en presentar en «Le festival» ofrece lo que avisa en su nombre. Es un cuento dividido en tres historias, pero mezcladas a lo largo del metraje. Garrone usa todos los aditivos propios de las narraciones: Promesas, muerte a dragones, corte encandilada por artistas circenses, reyes que no pueden tener descendencia, laberintos, ogros,… Una historia típica si hubiera seguido la línea de los originales de Perrault sin haberlos azucarado tanto. Ah, y el toque machista no falta desgraciadamente ¿o no? porque el desarrollo deja mejor sabor de boca. Por supuesto cumple y posee moralejas: la belleza es efímera, hay que dejar libertad a las hijas y no hay que obsesionarse con los hijos. Entre el elenco, Salma Hayek, Vincent Cassel, John C. Reilly (que hace triplete en esta edición), Alba Rohrwacher o Stacy Martin (sí, la de Nymphomaniac).

 

Como los colores mandan por Cannes, no ha sido posible ver más cosas. Poco a poco. Mientras, los Coen han presentado a sus esbirros y esbirras: Sienna Miller, Jake Gyllenhal, Sophie Marceau, Xavier Dolan, Rossy de Palma  Guillermo del Toro y Rokia Traoré. Hoy se han prestentado ante rueda de prensa. Todos felices y entusiasmados. Normal, ellos no tienen que hacer colas.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados