la-desaparicion-de-eleanor-rigby-poster

La desaparición de Eleanor Rigby: Ella y Él no son Ellos

Como bien dijo alguien, “El amor que no es todo dolor, no es todo amor”. Bien pega esta definición del sentimiento puro al argumento de la historia de Ned Benson. El desencanto se muestra en pantalla de muchas maneras: sórdido, agridulce, doliente, y también con ternura, como hace con La desaparición de Eleanor Rigby, con Eleanor y Conor. Mejor dicho, Jessica Chastain y James McAvoy, una pareja intentando superar por separado un duro trance.

Pero la grandilocuencia de Benson fue dividir ese “desamor más fuerte que el amor” desde la visión de ella (Her) y la de él (Him). Por tanto el presente montaje es la unión de ambos puntos de vista (Them), o sea, la versión comercial. Así que más de un cinéfilo tendrá que esperar a ver las predecesoras en plataformas digitales. ¿Por qué tal hazaña, Ned? ¿Por qué sólo unos afortunados asistentes a festivales han podido ver tu doble ficción en pantalla grande? Porque la anexión en una sola narrativa juega en contra de la emoción que pretende plasmar el largometraje, que en esta resolución queda en ocasiones estático.

El testimonio queda distante del espectador; sin embargo éste percibe toda la belleza y las conversaciones de lejos como testigo de esta crisis de pareja, a la que se le nota que vivió un idilio único, envidiable y feliz como el que más. Pero las historias acaban, a veces por desgracias terribles cuyos duelos son mejor superarlos a la distancia. El público, impotente y con un halo amargo a su alrededor, se impregna de ese dolor. Seguramente La desaparición… calará tanto como la original propuesta inicial, pero el hecho de ser la derivación de tan ambicioso proyecto le otorga relevancia y cierta curiosidad.

Chastain y McAvoy en La desaparición de Eleanor Rigby

Además, bien por separado o juntos en la edición, la actuación de la pareja mantiene las cotas de calidad dentro del cine indie. Desprenden magia como pocas estrella han mostrado juntas. McAvoy desorientado y Chastain perdida: los dos rebuscando su sitio, volviendo al nido familiar o refugiándose en el negocio propio.

Para salir del paso estarán las ayudas secundarias. La magnitud que desprenden los dos actores queda mejorada con la sutil ayuda de las voces adultas del relato: William Hurt, Isabelle Huppert, los padres de la joven, Ciarán Hinds (progenitor de él). También aparece una más que correcta Viola Davis, convertida en profesora de psicología de Eleanor (concretamente especializada en tema referentes a la identidad) y ayudando a la chica en esta crónica sobre el distanciamiento.

Los consejos de fuera suponen una parte del texto; los diálogos entre ellos son otro cantar: recriminaciones, declaraciones, confesiones y mucho dolor acumulado se explaya de forma suave en los reencuentros, los cuáles se acentúan con la fotografía –impecable en todo el metraje–. Los colores saturados se impregnan de luces de atardeceres y noches: más íntimo, pero con más declive.

Jessica Chastain y James McAvoy en La desaparición de Eleanor Rigby

Pocos podrían vaticinar con el inicio, un flashback hacia épocas pasadas, que este matrimonio iba a acabar así; porque el arranque no puede poseer más carga sentimental con ese “simpa” tan tierno. Una escena emana felicidad por todos sus poros. Aunque si se conoce Eleanor Rigby de los Beatles, uno se puede hacer una idea. E igual de curioso es que la frase del estribillo (All the lonely people, Where do they come from? -Todas las personas solitarias, ¿De dónde vinieron?-) sea mencionada por Davis en la cinta.

Observando el distanciamiento lleno de incógnitas para nosotros, el final llega condecorado con el tema Unreleased, de Son Lux and Faux Fix, que remata nuestra total aflicción. Y más con su último plano –sencillo, metafórico y repleto de preguntas–, muy similar al del comienzo, y cerrando redonda y adecuadamente la película.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados