Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte

Millennium. Lo que no te mata te hace más fuerte: Lisbeth “Álvarez” Salander

Sorprendió a propios y extraños con su reimaginación de la cult movie Posesión infernal en clave de metáfora sobre la lucha contra la adicción de las drogas, y se confirmó como cineasta de pulso y estilo con No respires, donde reflexionó acerca de la crudeza y abandono de la vida en la antes floreciente Detroit. Ahora Fede Álvarez se enfrenta al reto de sobrevivir en las grandes ligas con una nueva adaptación del fenómeno editorial Millennium.

 

Claire Foy

 

Los precedentes de la empresa son, cuanto menos, poderosos. A la icónica Lisbeth Salander de Noomi Rapace hay que añadirle la aproximación al universo de Stieg Larsson realizada por David Fincher. Pero emulando a Daniel Lagercrantz, que tomó el testigo de Larsson, Fede Álvarez se atreve a tomar el relevo y no seguir una línea continuista, sino intentar dejar su sello en los personajes. Al menos, todo lo que le permite rodar para una major.

 

Así, aún haciendo referencia velada a los hechos acontecidos en el filme de Fincher (esta película podría enmarcarse en la misma línea cronológica), Lo que no te mata te hace más fuerte busca su propio rumbo partiendo de la cuarta novela de la saga literaria. El guion de Álvarez y Jay Basu nos sitúa en un contexto en el que Lisbeth es casi un fantasma, aceptando encargos como hacker al tiempo que se ha convertido en una suerte de vengadora que castiga a aquellos hombres que abusan de las mujeres. A partir de ahí se establece un thriller de acción que aparca el tono periodístico o investigador de su antecesora y que poco tiene que envidiar al Jason Bourne de turno.

 

Sylvia Hoeks

 

El género marca los tiempos y Álvarez sabe mimetizarse construyendo potentes secuencias como la huída de Lisbeth en moto a través de un lago helado (que es, de hecho, uno de los reclamos del tráiler de la cinta), pero cuando la historia se lo permite y puede profundizar en los personajes, el director uruguayo saca su personalidad, como se ve en la escena que sirve se prólogo al film o la conversación final entre Sylvia Hoeks y Claire Foy, o incluso en elementos más visuales como el fuego, utilizado para representar la destrucción (o el peligro) y posterior renacimiento de Salander, rompiendo las cadenas del pasado. No se puede obviar tampoco la herencia del terror en la propuesta, en la que predominan los tonos fríos en la fotografía y el juego con las sombras, donde se esconden los monstruos.

 

En este punto cobra importancia la interpretación de Claire Foy, quien desde el principio también marca distancias con los personajes construidos por sus predecesoras Rooney Mara y Noomi Rapace. Su Lisbeth es una mujer mucho más dura -y madura-, o al menos no muestra tanto aquella fragilidad herida que arrastraban las anteriores al personaje. Esta Lisbeth sigue siendo reconocible, pero también es una heroína propia de la narrativa de Álvarez, marcada hasta el momento por un tipo de protagonista compleja, caracterizada por ser aguerrida y sacar fuerzas de las adversidades.

 

Claire Foy

 

Con esto presente es fácil advertir que Lo que no te mata te hace más fuerte funciona mucho mejor cuando entra de lleno en el aspecto emocinal o personal de Lisbeth Salander, cayendo en cierta -inevitable- rutina del género cuando este manda (conspiraciones y traiciones, amenazas globales…). Sin ser una película redonda -personajes como el de Mikael Blomkvist quedan muy desdibujados- esta nueva aproximación al universo Millennium muestra muy buenas intenciones, hace valer el talento de su director en la piscina de pirañas que suele ser Hollywood y reivindica el carácter icónico -tan necesario- de Lisbeth Salander en los tiempos que corren.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados