Batman: La Orden de las Bestias

Batman. La Orden de las Bestias: Reliquia

Batman: La Orden de las BestiasHay viejos prejuicios que impiden que el movimiento nazi se asiente de forma efectiva

 

La línea Otros Mundos de DC vuelve a sorprendernos con una historia que lleva a Batman a la Inglaterra de Winston Churchill y de la amenaza continental del nazismo y lo hace a través de un autor (Eddie Campbell) al que raras veces hemos visto prodigarse a través del cómic de superhéroes y que se ganó a pulso un hueco en la historia del mundo de la viñeta con su participación en la magna From Hell de Alan Moore. Batman: La Orden de las Bestias, que ahora publica en nuestro país ECC, tiene el aroma de aquél cómic e incluso se permite un par de referencias veladas al mismo, pero también es un álbum cien por cien del Caballero Oscuro que hunde sus referencias en las historietas clásicas del personaje, copiando el estilo narrativo y de dibujo y adecuando los diálogos a los que se escribían en las viñetas de aquellos primeros años de los tebeos de superhéroes.

 

Campbell nos traslada a una ciudad de Londres en la que los movimientos de ultraderecha comienzan a resonar peligrosamente y los tambores de una guerra como nunca nadie habría imaginado se empiezan a sentir más allá del Canal de la Mancha. A esa ciudad hace viajar a un Batman que se nos presenta como un detective americano que lleva poco más de un año actuando en Estados Unidos y que viene al país del fish and chips obligado por la presencia de Bruce Wayne en el mismo. Es, por tanto, este cómic una historia que se sitúa en el límite que existe entre Otros Mundos y la continuidad oficial de DC, pudiendo imaginarnos sin demasiados problemas al Batman de Bob Kane y Bill Finger realizando una breve incursión en el Viejo Continente para una aventura con la alta sociedad anglosajona.

 

Dos asesinatos, dos noches, dos iglesias

 

La historia que se nos relata no dista mucho de la que ilustrase para Moore. Una serie de asesinatos comienza a cobrarse las vidas de los integrantes de una sociedad secreta que aboga por el regreso a los modos y maneras de un Reino Unido anterior y los servicios del mejor detective del mundo se hacen necesarios para esclarecer cuál de sus encapuchados integrantes es el que está segando las vidas de sus compañeros. Se trata de una novela gráfica sencilla, corta y de agradable lectura que no aspira a mantenernos intrigados de principio a fin y sí a interesarnos por una época que ha sido revisada en otros campos como el del cine a conciencia, con estupendas películas como la que el año pasado le valió un Oscar a Gary Oldman, El Instante más Oscuro.

 

Batman: La Orden de las Bestias

Batman: La Orden de las Bestias

 

Se convierte, pues, este fino álbum (apenas 56 páginas por algo más de seis euros) en una rápida y ágil mirada atrás en el tiempo justo ahora que las ideas radicales (tanto de derecha como de izquierda) vuelven a asomarse en el mundo occidental. De nuevo, una gran parte de la población hace caso omiso a todos los signos preocupantes, como ocurre con el señor Fairfax al principio de esta obra, y da por sentado que el escarmiento de la II Guerra Mundial sigue siendo suficiente freno para el auge de los idearios más extremos, pero la historia (cíclica ella) ya nos ha demostrado que no hay mayor error que ese. Porque las personas somos muy inteligentes, pero como pueblo, las personas nos movemos de forma estúpida y tendemos a olvidar los horrores de otras épocas y simplemente pensar en que todo tiempo pasado fue mejor.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados