Nightwing 2

Nightwing nº 2: El hijo del gris

Nightwing 2«Gotham City era un lugar maravilloso para criarse«

 

Hace ya mucho tiempo que Dick Grayson dejó de ser Robin. El joven pupilo de Bruce Wayne ha pasado por muchas experiencias (buenas y malas) que le han llevado, incluso, a sustituir a Batman de una manera bastante eficaz durante una temporada. Sin embargo, para un joven cuya única familia es un hombre incapaz de confiar plenamente en los demás y cuyos verdaderos padres murieron cuando a él todavía no le habían crecido pelos en la barbilla la necesidad de autoconocimiento y autoafirmación es demasiado fuerte como para permanecer mucho tiempo bajo el ala del murciélago. Es por ello que abandonó hace algún tiempo la mansión Wayne y adoptó la identidad secreta de Nightwing. También es por ello que para él Gotham ha dejado de ser el centro de su vida para convertirse en una parada más en su camino.

 

¿Y qué mejor manera de engrasar este cambio que haciendo heredar a nuestro protagonista el circo en el que se crió? Kyle Higgins ha jugado una carta interesante al poner al superviviente de los Grayson Voladores al mando del negocio itinerante por antonomasia: por un lado Nightwing levanta el vuelo y tan pronto podemos verle zurrando a un cowboy en Austin (Texas) como enfrentándose a la diabólica magia vudú en Nueva Órleans. Por el otro, el circo Haly es probablemente el mejor lugar para ahondar en la historia de Dick. Muchos secretos van a ir siendo revelados a los lectores en este y los próximos números, aunque siempre con la certeza en mente de que, al contrario que con su mentor, el pasado no es quien define a Nightwing, sino las decisiones que toma a la hora de enfrentarse a él.

 

«Estoy aquí para matar a Richard Grayson«

 

Desde mayo (e incluso antes) se lleva gestando en ECC La Noche de los Búhos, un evento que ha monopolizado la cabecera del Hombre Murciélago y que, sin embargo, incide en el pasado y en el presente de Dick Grayson de una manera tan importante que resulta difícil dilucidar quién es el verdadero protagonista de este crossover gothamita. En próximos artículos hablaremos más en profundidad de esta saga nacida de la bien ordenada cabeza de Scott Snyder, pero que sirva como detalle que Higgins fue un activo colaborador de Snyder en Las Puertas de Gotham (la primera en la que veríamos múltiples referencias a esta sociedad secreta)

 

Nightwing 2

 

Esta saga hunde tan profundamente sus cimientos en el pasado de Nightwing que este tomo no es más que el fiel reflejo de lo que han sido los anteriores de Batman, pero desde la perspectiva de Grayson. Así, mientras el Caballero Oscuro lucha por su vida en el laberinto subterráneo en el que la Garra le había atrapado, nuestro joven titán se las verá con el misterioso Saiko, un asesino que tiene más que ver con su historia personal y con la Corte de los Búhos de lo que podría desear nuestro héroe. Este volumen termina, además, con el primer enfrentamiento de los muchos que van a poblar La Noche de los Búhos: el de Nightwing contra una Garra con muy buenos motivos para querer enfrentarse con él. Para saber cómo termina la pelea tendréis que haceros con el número 8 de Batman.

 

«Otro mes. Otra ciudad. La misma historia de siempre«

 

ECC complementa el segundo tomo de Nightwing con las acostumbradas portadas norteamericanas limpias de texto y con los siguientes extras:

 

Desde las Entrañas de Gotham: Una imprescindible revisión de Sergio Robla de la historia hasta el momento.

¿Quién es Richard Grayson?: Robla echa la vista atrás y nos cuenta el pasado del protagonista de este cómic, para que podamos entender su presente.

En primera persona – Michael Green y Mike Johnson, La Pareja de Acero: Enrique Ríos nos habla de los guionistas de Supergirl antes de pasar a entrevistarlos junto con Mahmud Asrar (dibujante de dicha cabecera)

Bajo el Foco: Capitán Átomo – ¿Héroe o deidad?: Enrique Ríos analiza a uno de los héroes más controvertidos de la editorial. Uno con poderes absolutos.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados