Nightwing #11

Nightwing #11: Croquetas de cocido

Nightwing #11Ya no puedo preocuparme de mí mismo

 

Pensaba yo que al irse Tim Seeley a Green Lanterns, la llegada de Sam Humphries a Nightwing daría lugar a una nueva etapa más o menos asentada que comenzaba con buen pie con la más que interesante saga de El Intocable. A Dick Grayson le crecía un nuevo y peligroso villano que le obligaba a reinventarse y a poner en juego toda la vida que había tratado de montar en Blüdhaven. Sin embargo, cuál no será mi sorpresa cuando me encuentro en el Nightwing #11 que publica ECC ahora que Humphries pone fin a su relación con el pupilo de Batman al finalizar esta su primera historia y cuento con dos nuevos guionistas para otras tantas historias cortas que no parecen querer ir a ninguna parte. Efectivamente, me basta con explorar los planes editoriales de la editorial catalana para darme cuenta de que Nightwing cierra el chiringuito dentro de dos números y que hasta entonces el baile de escritores va a ser una constante.

 

No termino de comprender el porqué de este cierre, máxime cuando me parecía que tanto la etapa de Seeley como la historia de Humphries eran muy válidas, y sólo se me ocurre que obedezca a decisiones dentro de la propia DC con vistas al relanzamiento de títulos tras los acontecimientos de Noches Oscuras: Metal. Pero entonces, ¿por qué no dejar que el tío Sam siguiera escribiendo sobre Grayson durante los dos tomos que quedaban? Quizás, me respondo a mí mismo, no se quería dotar de continuidad a una historia destinada a ser cerrada. Pero en ese caso, ¿no habría sido mejor cerrar la colección con el último capítulo de Seeley en lugar de marear a los lectores con una serie que no va a ninguna parte?

 

Un héroe corriendo de cabeza hacia su propia muerte para salvar a su hermano

 

Esto no quiere decir que el material que nos llega en esta ocasión sea malo. En absoluto. La conclusión de El Intocable nos devuelve a un Nightwing más sencillo, previo a toda la etapa anterior, y centrado en salvar a sus semejantes mientras trata de poner en orden su vida lejos de la casa familiar de los Wayne. Nightwing siempre ha sido una versión de Batman en la que no existe la carga pesada de la muerte y la obsesión. Precisamente por eso podemos ver a Dick haciendo vida normal y precisamente, también, podemos por esa razón disfrutar con un personaje que crece y aprende de sus errores en su constante búsqueda de la madurez como persona y como héroe. Precisamente sobre este mismo punto hace hincapié Michael Moreci en El Noble, El Odioso y el Ine To, una historia corta que cierra este volumen y que trata sobre el concepto de noche libre en la vida de un héroe callejero que ha vivido su vida siempre al servicio de quienes le rodean.

 

Nightwing #11

Nightwing #11

 

Entre medias leemos una fábula interesante y divertida de clara y potente inspiración japonesa con Nightwing y Robin como protagonistas y los guiones de Jackson Lanzing y Collin Kelly y el dibujo de Jorge Corona (muy interesante, por cierto, aunque cueste hacerse a él después de las dos etapas que acabamos de cerrar). Pero la sensación global del tomo no se diluye pese a lo interesante de lo que leemos: hay una sensación general de desgana que responde a lo efímero de las colaboraciones de los artistas invitados. Y es que uno no trata de firmar su mejor trabajo en una obra destinada a la cancelación. Todavía si habláramos de una cabecera de larga trayectoria… pero nos encontramos con una colección de dos años de edad que echa el cierre por necesidades del guión editorial. Yo tampoco tendría ganas de hacer nada para el recuerdo en una pista de baile en la que los danzantes hace ya tiempo que dejaron de girar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados