Las Quintillizas #3

Las Quintillizas #3: Inadaptados al poder

Las Quintillizas #3«Te veo más alterado que de costumbre…«

 

Lo comentaba hace un rato con unos colegas. Tras repasar la actualidad mutante marvelita (con la densa maraña que ha tejido Jonathan Hickman) y acabar agotado con el ritmo que nos lleva Koyoharu Gotouge en Guardianes de la Noche, dejarme caer por el manga de Las Quintillizas es lo más parecido a un recreo de los que nos daban en el cole. No tengo que pensar, sólo dejarme llevar por situaciones por las que ya he transitado en otras ocasiones, pero en un manga que es hijo de los tiempos en los que vivimos. Pero eso sí, pasada esa primera nostalgia por los harem manga del pasado y superada la vergüenza que producen los placeres culpables, quizás haya llegado el momento de reflexionar un poco sobre las figuras clave de esta clase de obras shonen. Y más concretamente, sobre la de sus personajes protagonistas.

 

No soy ningún experto en la materia (miedo me da que lean este artículo amigos a los que considero mucho más conocedores de este mundo en dos dimensiones), pero se podría decir que toda esta clase de mangas hacen rotar su historia en torno a un mismo personaje masculino, que suele ser un inadaptado social por uno u otro motivo. Se ve muy claramente en esta tercera entrega del manga de Nagi Haruba: a Uesugi se le pueden dar muy bien los exámenes y todo lo que le suponga un reto intelectual, pero tiene una torpeza salvaje a la hora de tratar no ya sólo a las mujeres, sino a cualquier otra persona. Vemos en él a un adolescente falto de tacto que no hiere más a quienes le rodean porque, en el fondo, quienes le conocen saben que lo hace sin mala intención.

 

«¿Llegas tarde y encima con cachondeos?«

 

Esto está muy en línea con los otros personajes que llevo desde el principio de estas reseñas utilizando como referencia. Keitaro Urashima (de Love Hina) era un buen chaval, amable y servicial, pero era un auténtico zote en los estudios y su autoestima era tan baja que ello le impedía relacionarse con normalidad con el resto de chicas de la residencia. Seiji Sawamura (Midori, Échame una Mano) era prácticamente un delincuente y Hachibe Maeda (Collage Perfecto) un pervertido y un fetichista. Estos cómics se construyen en torno a personajes que juegan un poco al límite, sí, pero que representan distintos aspectos de lo que pulula por el alma de los chavales a los que van dirigidas estas publicaciones (y de ahí su éxito). Uesugi es todo un descubrimiento, porque representa a una clase de chaval que también existía en las aulas de nuestra infancia: la del que era tachado de empollón y que, a fuerza de centrarse en sus estudios, terminaba por apartarse (o por ser apartado) del resto de los compañeros. Resulta llamativo que en tres entregas que llevamos del manga, todavía no hayamos conocido a ningún amigo del protagonista. Más aún cuando esta clase de personajes también son un clásico de esta clase de publicaciones.

 

Las Quintillizas #3

Las Quintillizas #3

 

La trama de Las Quintillizas transcurre plácida dentro de su previsibilidad, pero a su autor se le va viendo más suelto y dado a incluir chistes bastante simpáticos de cuando en cuando. Uno puede acercarse a este manga para apostar, como quien ve un partido, cuál será de entre todas las hermanas la que acabará por casarse con su profesor particular. O cabe la posibilidad de que más de uno se sienta identificado con ese chaval al que se le daban tan mal las relaciones con las personas del mundo real. Para ambos tipos de lectores esta es una colección de lo más agradecida.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados