El Asombroso Spiderman

El Asombroso Spiderman #42 (#191): Cita con misterio

De nuevo, Panini Cómics nos ofrece una grapa doble para seguir el avance de Guerra Siniestra, recopilando, en este orden, el episodio correspondiente a The Amazing Spider-Man y el segundo capítulo de Sinister War.

 

«Spiderman no saldrá vivo de este cementerio«

 

Será interesante redescrubir esta saga en el futuro, cuando sea recopilada en un único volumen y podamos entender y captar mejor el tempo con el que Nick Spencer quiere desarrollar el argumento. Si con la primera entrega teníamos la sensación de que el guionista se daba brío para preparar su gran final de etapa y darnos las respuestas que lleva prometiendo desde hace ya mucho tiempo, este segundo cuaderno rebaja considerablemente las expectativas. De nuevo nos enfrentamos a una narración dilatada, que no solo no avanza, sino que subraya los interrogantes sin resolver.

 

El Asombroso Spiderman

 

De los dos capítulos que componen este número, el más interesante es el correspondiente a la cabecera de The Amazing Spider-Man, dado que el otro se limita a presentar a la nómina de malosos dirigidos por Pariente para dar caza al trepamuros. Nuestro protagonista las pasa canutas, pero va escapando por los pelos gracias a que la aglomeración de villanos es tal que acaban peleando entre sí por llevarse a su presa arácnida. El capítulo consiste en una sucesión de escenas de acción y chascarrillos. Hay tanto personaje pidiendo paso que a Spencer (y Ed Brisson) le resulta imposible profundizar más.

 

El capítulo que abre la grapa, por su parte, muestra un tono más oscuro y se centra en las circunstancias de algunos de los personajes que han estado dando guerra en los últimos tiempos, como los Osborn (padre e hijo) o Misterio, quien relata a Mary Jane su tortuosa condena. Spencer esconde las respuestas prometidas en el anterior número y dedica el episodio a densificar la atmósfera, dejando entrever que quizás el desenlace de su etapa está abocado a la tragedia.

 

Como véis, Peter no es más que un espectador -uno muy sufrido, es verdad- en este El Asombroso Spiderman #42. Pariente siempre ha sido muy paciente y no tiene visos de cambiar ahora que se acerca su hora (y la de Mefisto).

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados