Jóvenes Vengadores

Jóvenes Vengadores #1: Teenage Dream

Jóvenes Vengadores #1«Creo que estamos de acuerdo en que son demasiado jóvenes«

 

Hace algún tiempo, documentándome para hablar del evento que iba a marcar 2012 en La Casa de las Ideas, me topé con el número cero de la colección que comercializó Panini hace ya más de seis meses. En él podíamos ver a la Bruja Escarlata volviendo al mundo del empleo activo super-heroico para enfrentarse a M.O.D.O.K. Ahora bien, ¿no había desaparecido Wanda a ojos de la humanidad tras el desastre que supuso Dinastía de M?

 

Encontré entonces una saga cuyo título que no me despertó muchas simpatías. Se trataba de La Cruzada de los Niños y quedaba enmarcada en una colección que me provocaba aún más rechazo. Quiero decir: ¿Jóvenes Vengadores? ¿Otra versión más de los Héroes más Poderosos de la Tierra? A primera vista, el inventó sonaba bastante a intento de captar lectores jóvenes y a serie vacía. Craso error.

 

Allan Heinberg venía de escribir guiones para Sexo en Nueva York o The O.C. (entre otras). Un día confesó su amor desbocado por Marvel en una entrevista y el gesto no les pasó desapercibido a las cabezas pensantes de la editorial. ¿Te gusta Marvel? ¡Escribe para Marvel!

 

Al principio la cosa se quedó en una proposición que Heinberg no pudo aceptar (la tele te roba mucho tiempo). Pero uno no rechaza dos veces la llamada del destino y cuando Marvel le volvió a ofrecer al escritor la posibilidad de crear una miniserie desde cero, con personajes propios y prestados, a Heinberg le faltó tiempo para entrar en contacto con Jim Cheung (Nuevos Vengadores: Illuminati) y lanzarse de cabeza a la aventura de escribir su primer cómic, un mundo que no conocía y al que rápidamente se ha adaptado.

 

«No tengo poderes ni el entrenamiento suficiente…«

 

Cuando Young Avengers se anunció la reacción de los fans marvelitas fue muy similar a la mía. Pero bastó un único número y mucha «radio patio» para que se acallaran de golpe todas las críticas. La visión de la adolescencia y la madurez de las tramas que Heinberg plasmó allá por 2005 maravillaron a críticos y aficionados y consiguieron que la cabecera llegara a cerrar en ausencia de su autor mientras esperaba su regreso para la antes mencionada Cruzada de los Niños, que rescató a Wanda Maximoff de una manera digna y sentó parte de las bases de la guerra que se desataría  algún tiempo después.

 

Jóvenes Vengadores #1

 

Ya no están Heinberg y Cheung, Marvel Now! nos ha dejado un escenario completamente nuevo con el que jugar y Kieron Gillen busca resarcirse tras su azarosa experiencia al frente de La Imposible Patrulla-X. Ha llegado el momento de demostrar que la cabecera tiene el potencial suficiente como para sobrevivir sin sus creadores y hacerlo no como una serie corta, sino como una grapa mensual a la altura de las grandes.

 

«… Pero estoy haciendo esto igualmente«

 

Gillen confiesa que el encargo le vino un poco grande en primera instancia. Tenía que coger un proyecto que había sido considerado como la mejor novedad de su año y reinventarlo para hacerlo propio. Si lo ha conseguido o no es algo que está aún por ver (hay que tener en cuenta que sólo tenemos un capítulo publicado en España), pero el punto que ha tomado de partida (saltar de los 16 a los 18 años) promete ser muy interesante y si con los Hombres X le vimos enredado en la maraña de la imposición, ahora nos encontramos con un autor rebosante de ilusión e ideas, con muchas ganas de sorprender.

 

Acompaña a Gillen su compañero y amigo de la aclamada Phonogram Jamie McKelvie. Amén del cuidado arte que nos regala el dibujante, ya la manera en que ambos juegan con las viñetas al poco de comenzar la historia nos puede dar una pista de lo divertido que puede llegar a ser leer las aventuras de este grupo de jóvenes superhéroes.

 

Abrochémonos los cinturones, el viaje está a punto de comenzar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados