La Nueva Patrulla-X

La Nueva Patrulla-X #1: Back to the present

La Nueva Patrulla-X #1

«El Scott con el que crecimos odiaría esto«

 

Únete a la Reevolución. Así reza el eslogan de Marvel Now! en España de la mano de Panini. Esta «e», tan pequeña que no se aprecia bien en la portada que acompaña a estas líneas, puede ser una de las claves que definan el nuevo escenario de la Casa de las Ideas. Basta con un vistazo a las primeras dos páginas de esta nueva aventura de Brian Michael Bendis en su regreso al universo mutante para comprobar hasta dónde llega tal suposición. No revelaré nada por aquí, pero está claro que Marvel Now! va a significar una constante corriente de cambios para personajes que parecían inamovibles, tanto en sus «aptitudes especiales» como en sus actitudes ante la vida. Sin embargo, Marvel se caracteriza por tratar siempre de hilar lo nuevo con lo antiguo, justificando todo lo actual con lo que ha ocurrido en el pasado y construyendo lo que está por venir con mucho tiempo de antelación.

 

Así, los actos de Bestia que dan lugar al inicio de esta nueva serie, pueden parecer antinaturales para un mutante con una tendencia a la meditación y a la toma sosegada de decisiones como hay pocos. Mas, si nos retraemos a 2007 y nos volvemos a leer el crossover Especie en Peligro, seremos testigos de cómo el bueno de Henry McCoy puede llegar a prescindir de sus firmes principios cuando la situación es desesperada. ¿Y qué situación es más desesperada que aquella en la que un viejo amigo está a punto de hundir las esperanzas de una especie renacida? Pues… No, ya he dicho que no revelaría aquí las sorpresas que nos ha preparado Bendis.

 

Hablemos en su lugar del «viejo amigo» al que me he referido en el párrafo anterior. Ya he mencionado en incontables ocasiones el giro hacia la oscuridad que ha protagonizado el personaje de Cíclope así que seré breve al invitaros a releer la trayectoria que ha seguido el mutante de los rayos ópticos desde que Wanda trastocó la realidad en la (sospechosamente también de Michael Bendis) Dinastía de M. Scott ha pasado de ser un líder a regañadientes al guía de toda una raza, pero el problema es que las circunstancias lo han superado y ahora corre desbocado por un camino con muchos finales trágicos y muy pocas esperanzas. El desencadenante ha sido el Fénix, sí, pero el cambio se venía fraguando desde hace más de diez años atrás en el tiempo y el cruce con la entidad cósmica (y sus cósmicas consecuencias) sólo es la punta del iceberg de este trabajo coral por parte de la editorial norteamericana. Bravo.

 

La Nueva Patrulla-X #1

 

«Es demasiado aburrido para provocar un Apocalipsis«

 

No sé si Scott va camino de provocar un apocalipsis pero, ¿y una paradoja?. Si algo hemos aprendido de las películas de Regreso al Futuro (Robert Zemeckis, 1985) es que uno no puede ponerse a viajar adelante y atrás en el tiempo a tontas y a locas. Una vez saciada mi curiosidad sobre el cómo y el por qué de esta serie llega el momento de las preguntas más «frikis«. ¿El viaje del pasado al futuro de la joven Patrulla-X no trastocará la Historia? ¿Y si uno de ellos muere? ¿Qué va a implicar el hecho de que Jean Grey vuelva a existir en el presente? ¿Se habrá traído algún polizón del pasado? Y así seguiría sin parar durante un largo etcétera de preguntas que nos plantea un primer tomo que nos promete toneladas de acción y aventuras al viejo estilo y que va a tenernos atados a base de misterios e incógnitas durante una buena temporada.

 

El ambiente que le da el autor a esta obra me recuerda al desenfado que pudimos ver en la estupenda X-Men: Primera Generación (Matthew Vaughn). Esto, que no debería sorprender mucho, es un detalle agradable que permite a los lectores avezados recuperar sensaciones pasadas y a los novatos anclar los sentimientos que provoca este cómic con los de la película de 2011.No debería sorprender porque ya es práctica habitual de Marvel beber del universo cinematográfico del momento. No me refiero únicamente a la «afroamericanización» de Nick Furia, la raza a la que pertenece el joven mutante Nydo nació en la Casa de las Ideas casi al tiempo que las primeras entregas de la saga Alien. ¿Coincidencia? Nunca.

 

Contribuye a producir esta sensación un descomunal Stuart Immonen. El trabajo de este dibujante en La Nueva Patrulla-X nos devuelve a la Era Dorada de los cómics para luego enfrentarnos a la agridulce actualidad. Los diseños de personajes de aquel entonces, enfrentados a los de ahora, nos muestran que ha pasado algo más que el tiempo entre ambas estampas: Resurrecciones, evoluciones, asunción de responsabilidades… Muchas cosas han cambiado desde aquellos tiernos años y ahora, con el 50 aniversario de la Patrulla a la vuelta de la esquina, toca hacer cuentas y recuperar algo de ese antiguo espíritu de camaradería frente a la humanidad temerosa que nos vendieron tan bien Stan Lee y Jack Kirby en 1963.

 

La Nueva Patrulla-X #1

 

«Bienvenidos a la Nueva Escuela de Xavier«

 

Por último, pero no menos importante, Brian Michael Bendis nos plantea una nueva escuela de mutantes que huele mucho a la antigua Hermandad de Mutantes y a la que pronto (si no voy muy desencaminado) se unirá una tercera escuela en discordia un tanto más… infernal. Atentos a este movimiento, porque más allá de las peleas entre Cíclopes nuevos y viejos entran en escena (como ya indiqué en mi reseña de Lobezno y la Patrulla-X #12) las nuevas generaciones de mutantes. Mientras que antaño los chavalines eran meras víctimas de los vaivenes de la Patrulla ahora nadie duda que veremos en un futuro próximo a Idie, Quire, Génesis… enfrentarse a los chicos de Kade Kilgore y (¿por qué no?) a los que nuestro nuevo y perturbado Scott vaya encontrándose en su particular camino a la perdición.

 

En fin, La Nueva Patrulla-X ha llegado para dejarnos con la boca abierta. Se trata de uno de los mejores cómics que está imprimiendo actualmente Marvel y, pese que obliga a que nos estudiemos un poco la trayectoria de la Casa de las Ideas en los últimos (¿diez? ¿quince? ¿veinte?) años, supone un excelente punto de partida para conocer al universo muti… y para enamorarse perdidamente de él.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados