La profesora de parvulario

La profesora de parvulario: La proyección del artista

Todos somos conscientes de que últimamente el panorama cinematográfico está plagado de remakes de películas clásicas de culto que llenan las salas por millones de espectadores. Pero a veces aparecen remakes totalmente inesperados e incluso de películas que solo tienen unos pocos años de vida. La profesora de parvulario es un caso de esto último, ya que la directora Sara Colangelo ha dirigido una versión americana, de esta película israelí de hace tan solo cuatro años. Nos narra la historia de Lisa (Maggie Gyllenhaal), una profesora que descubre que uno de los niños de la escuela tiene un don para la poesía. A partir de ese momento Lisa empieza a acercarse al pequeño para intentar explotar al máximo su capacidad artística.

 

Maggie Gyllenhaal

 

La profesora de parvulario se construye como un drama con elementos sociológicos y de frustración artística. Lisa lleva años tratando de ser una artista mediante la poesía, pero su empeño no sirve de nada ya que carece del talento que necesita. Cuando descubre que su alumno de guardería posee ese don, proyecta su identidad en él, lo que hace que cometa actos moralmente cuestionables sin darse cuenta. Lo que en un principio parece ser un acto de bondad y formación por parte de la profesora, acaba convirtiéndose en una historia turbia e incómoda. La construcción de personajes, especialmente el de ella, es sobresaliente, a lo que se suma la perfecta interpretación de Maggie Gyllenhaal.

 

Lisa no deja de ser un personaje que se encuentra sin rumbo y con miedo al fracaso, no solo en el ya mencionado terreno artístico, también en el seno familiar, con su marido y sus hijos. Al encontrar en el niño su vía de escape, su desesperación hará que llegue hasta ese tramo final que, depende de como quieras leerlo, puede llegar a ser motivo de enfado con la directora o simplemente una risa involuntaria. Personalmente creo que es más interesante acercarse a la mente del personaje y de por qué ha llegado a esa situación, aunque la secuencia sea ligeramente impostada.

 

La profesora de parvulario es una historia arriesgada de contar y eso hace que incluso llegue a molestar a algunos espectadores, pero no deja de ser un estudio de personajes de lo más interesante. Además de una radiografía de la humanidad actual donde cada vez es más complicado adquirir y desarrollar valores artísticos, ya que la sociedad lo impide o no quiere trabajar sobre ellos. Una propuesta de tono ligero dentro del drama independiente americano, con ese sello tan reconocible que tienen las películas que vienen de Sundance.

“I´ve got a poem”

Acerca de Jorge Delgado

Director de cine en fase alfa. Devorador compulsivo de películas y realizador de videocríticas en youtube. David Lynch como respuesta ante cualquier pregunta de la vida.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados