Lazos de Sangre

Lazos de sangre: Aplicándose en el thriller

Sorprendido debió quedar Guillaume Canet con la película que protagonizó en 2008 junto a François CluzetLes liens du sang, de Jacques Maillot. Tanto que decidió hacerla de nuevo, pero en inglés. Pero que conste que la producción es mitad gala mitad americana. Contó para readaptar el guion de Maillot (sacada a su vez de una novela) con James Gray, y juntos sitúan la renovada historia en los años setenta y en Nueva York. Pero la ambiciosa búsqueda por la perfección ha provocado que del exceso no salga algo original. Ni las secuencias de tiroteos o de discusiones familiares. Todas ellas milimetradamente planificadas, eso sí. Canet apenas se ha permitido licencia para el desenfreno.

 

Cudrup y Owen

Billy Cudrup y Clive Owen

 

En su argumento ha apostado por fijarse en el desarrollo de los personajes, y dejar en un segundo plano las cuestiones criminales, que se impulsan por estereotipos. La trama, como la versión gala originaria, ha sido consumido por el público en varias ocasiones anteriores. Chris (Clive Owen) y Frank (Billy Crudup) son dos hermanos que han tomado caminos muy diferentes. Chris ha cumplido condena durante varios años y Frank es un agente de policía. A la salida de la cárcel del mayor, la relacion entre los dos intentará entibiarse más, algo que es difícil dado los caracteres tan extremos, aparte de la situación personal y sentimental en la que se encuentran. La historia parte de un punto sencillo (pareja antitética tan típica de poli y caco) pero avanza pausadamente para que el público se fije en cada detalle yen cada escena (más de una innecesaria); de hecho tarda en arrancar, ya que durante los primeros veinte minutos se hace una premeditada presentación de personajes.

 

El realizador francés ha atendido muy bien a las formas, tanto técnicas como estéticas. Los atuendos, cada peinado, cada decoración, y las luces con las que trabaja la fotografía consiguen trasladar a la década. Lo mismo sucede con la música, que envuelve a la acción todo el rato. Sugar baby loveCrimson and cloverAt seventeenBad girl sonarán en los tocadiscos. Igual que ha escogido bien cada plano, aunque en el montaje final de la sensación que se ha dejado varias cosas en el tintero. Importante.

 

Otro de los puntos en este ejercicio para diez de Canet es el casting, y reforzar así la idea de obra coral: todo son grandes nombres, en los principales como en los secundarios. Owen y Cudrup tienen bien asignados los roles. Quizás hasta demasiado, porque las facciones embrutecidas del primero y las suavizadas del segundo se contraponen y dejan más marcado aún las diferencias fraternales.

 

Matthias Schoenaerts está bien como convicto, Noah Emmerich también siendo el jefe de Frank. James Caan es el padre anciano mientras que la tercera hermana es Lili Taylor aunque tiene menos protagonismo. Como reza el género, esto es cosa de hombres; las mujeres quedarán supeditadas a ser amantes, esposas resignadas, etc. Ahí están la esposa del director, Marion Cotillard, en el rol de femme fatale que tan bien efectúa la actriz, mientras que Mila Kunis le toca hacer de chica ingenua y a Zoe Saldana interpretar a la mujer víctima.

 

Canet ha insistido demasiado con eso de ir a por el sobresaliente: buenas formas, buen elenco, pero en el examen final, la última escena de la película, ha decaído y le ha bajado la nota la falta de un impulso más voraz. Es difícil sorprender dentro del género, pero la solución no está en inflar hasta el extremo,se corre el riesgo de que explote. Y este largometraje ha sido muy calculado. Mejor quedarse con el ejercicio dentro de la comedia Pequeñas mentiras sin importancia, que al menos se avistaba la originalidad y cierta frescura. Por querer cargar en detalles la trama se alarga hasta más de dos horas y veinte, y la escasez de vertiginosidad que una cinta criminal requiere no ayuda a deslumbrar al personal.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados