Batman/Superman #2-4: Cita a ciegas

Batman/Superman
Concluye la primera saga de la colección que reúne a los dos mayores héroes de DC.

Batman/Superman #2

Hay parejas superheroicas que funcionan por su natural camaradería (Batman y Robin, Los 4 Fantásticos…), otras basan su éxito en el amor que se profesan sus protagonistas (Green Arrow y Canario Negro, la aún no editada Superman/Wonder Woman…) y otras, las más, centran su pegada en la contraposición de dos caracteres complementarios. Tal es el caso del buenazo (ahora no tanto) de Superman y del pragmático y menos coartado Batman. La luminosidad del primero contrasta con la oscuridad que acompaña siempre al defensor de Gotham y la velocidad en la toma de decisiones de este segundo completa y mejora las enormes capacidades del último hijo de Krypton hasta el punto de que ellos dos (junto con la representante de las Amazonas) conforman el núcleo duro de la editorial DC y un recorrido por sus aventuras en equipo basta para hacerse una idea de la galería de los enemigos más poderosos que se han creado dentro del seno de esta editorial.

Esta nueva etapa del equipo sirve a la editorial para replantear orígenes y crecimiento de ambos héroes en el nuevo mundo que se prestó a nuestra exploración tras Flashpoint (muy útiles ahora que Batman vuelve al pasado con la saga Origen). Nos encontramos, pues, con una pareja cuya juventud (y la arrogancia que ésta conlleva) es un hándicap a superar, pero en la que se encuentran ya contenidos todos aquellos valores que los han coronado como dos de los mayores héroes de la historia del cómic.

De una manera un tanto caótica, el primer número arrojó a nuestros protagonistas a una suerte de dimensión paralela en la que se encontraban con unas versiones suyas envejecidas y muy diferentes (con y sin la máscara) a ellos mismos. Los números que ahora nos ocupan nos desvelan cuál ha sido esta dimensión y cuáles han sido los motivos de su viaje en una aventura que deja bien claros los obvios roces que existieron, existen y existirán entre el Hombre de Acero y el Mejor Detective del Mundo.

Sin embargo, misiles y puñetazos aparte, este primer arco sirve para varias cosas bastante interesantes. La primera de ellas es que enfrenta a los dos personajes a versiones adultas suyas que han desarrollado todo su potencial. Esto bien servirá para que Batman y Superman puedan «evolucionar» a un ritmo más acelerado (no hay nada como conocer la meta) o para que tengan la opción de ponerse la zancadilla con bastante más estilo (según avancen sus relaciones), pero está bastante claro que cambia un tanto las reglas del juego de poder entre los dos. Por otro lado, la trama vuelve a poner de actualidad a uno de los villanos clásicos del universo DC y deja entrever el futuro de ambas realidades (como, por otra parte, podéis comprobar en la serie Tierra 2)

Aventuras de Superman #1

Un par de párrafos atrás os hablaba de caos. El dibujo de Jae Lee, que tanto aplaudí en la colección de Ozymandias, le hace un flaco favor al guión del siempre interesante Greg Pak. El gusto del coreano por la experimentación con las viñetas y su uso del color no terminan de casar con la espectacularidad de las secuencias de acción del guionista neoyorkino, diluyéndolas en algo difícil de seguir y haciéndonos confundir a unos personajes con otros de manera un tanto desesperante en ocasiones. Está claro que DC confió en Lee para darle a la serie un cierto aire a lo ‘años 20’ que nos permitiera ubicarnos en el pasado, pero quizás este dibujante casa mejor con tramas más apacibles y con una menor concentración de personajes.

Estos tres números se ven acompañados por tres historias cortas extraídas del primer número de Las Aventuras de Superman (mayo de 2013 en Norteamérica). ECC aprovecha así para publicar en España una serie que no tendría apenas aceptación por sí misma en nuestro país y que, como complemento de otras colecciones, funciona sin embargo muy bien y otorga al cómic un valor extra. Cada uno de estos relatos sirven de puerta de entrada a las colecciones del Hombre de Acero a diversos autores (el polifacético Jeff Lemire se encarga sin ir más lejos de la entrañable historia incluida en el Batman/Superman #3) y nos permiten disfrutar de aventuras autoconclusivas y de menor calado a quienes le tenemos perdida un tanto la pista al hijo de Krypton. El dibujo de cada historia varía entre la estética más Cartoon (que podéis ver en este artículo y que tanto recuerda a la serie de animación) y los bocetos coloreados de Lemire.

A partir del próximo número, la serie se sumergirá en el evento Maldad Eterna y le perderemos un poco el rastro a las andanzas de esta pareja en favor de las historias de villanos tales como Juicio Final o Darkseid para después obsequiarnos con un enfrentamiento contra el villano Toymaster. Batman/Superman no aspira a convertirse en una de las principales cabeceras de DC, pero sí en una obra que explique y profundice en la psique y las relaciones entre los personajes más importantes y poderosos de la editorial estadounidense.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados