El Invencible Iron Man. El Más Buscado del Mundo: Deconstrucción constructiva

El Invencible Iron Man: El Más Buscado del mundo
Asistimos a la caída en desgracia del una vez director de S.H.I.E.L.D., Vengador y multimillonario Tony Stark.

El Invencible Iron Man: El Más Buscado del mundo

«Por primera vez en mi vida… no tengo ni idea«

Imagínate como un jefazo internacional de las telecomunicaciones y del I+D+I en multitud de campos más. Ahora imagina que una invasión largamente planificada hace uso de tu red de satélites para expandir su efecto y que toda tu tecnología se vuelve en tu contra. Imagina, además, que has tenido que lidiar hace bien poco con una serie de atentados que han dejado tu capacidad de producción bajo mínimos. Estás en apuros económicos y tu imagen pública se ha resentido tanto que hasta Miley Cyrus sentiría lástima por ti.

Este punto de partida es con el que Matt Fraction se encontró tras su estupenda saga Las Cinco Pesadillas y tras el crossover que puso patas arriba el universo Marvel y que llevó por nombre Invasión Secreta. El autor, teniendo presente lo que significaba para su personaje el Reinado Oscuro de Osborn, logró el permiso de la editorial para retirarlo de todas las colecciones en las que participaba el alter ego de Tony Stark y centrar su próximo año editorial en los esfuerzos del personaje por evitar que el flamante y perturbado director de H.A.M.M.E.R. tuviera acceso a los archivos que Stark había ido acumulando de S.H.I.E.L.D. y de los metahumanos en general.

«Lo que propones es algo catastrófico«

La carrera a lo largo y ancho del globo que se escenifica en El Más Buscado del Mundo tuvo durante el Reinado Oscuro la misma utilidad que la Muerte de Superman sobre el primer superhéroe de todos. Sirvió para deconstruir al héroe, quemar la estructura sobre la que se había cimentado su última etapa editorial y construir sobre las ruinas el esqueleto de la que sería la actual línea evolutiva del personaje y de la colección.

Tras la trama de Extremis, Tony Stark había desarrollado una serie de aptitudes que lo distanciaban cada vez más del más común de los mortales, convirtiéndolo en una versión mejorada del supersoldado con capacidades físicas y mentales muy por encima de las que le convenían a un personaje que siempre se ha caracterizado por su imperfección y sus numerosos fallos ligados a su imperecedera soberbia. Este arco argumental debía servir para ir borrando una a una todas esas prótesis de poder y volver a tener sobre la mesa de trabajo al genio y figura que enamoró desde 1963 a toda una legión de fans.

El Invencible Iron Man: El Más Buscado del mundo

«Sólo porque estés paranoica no significa que no vayan a por ti«

El método escogido por Fraction para este proceso de «muerte y resurrección» (que tanto nos recuerda al de Batman R.I.P.) otorgó un gran protagonismo a las dos mujeres más importantes durante los últimos años de la vida de Tony: Pepper Potts y Maria Hill.

La importancia de la primera es indiscutible desde hace ya muchísimo tiempo (y si quedaba alguna duda ahí están las películas para rematarlo), pero la saga de las Cinco Pesadillas (y lo que circuló por la sangre de Potts durante este nuevo arco) se encargó de ponerla en primera línea de batalla con la incómoda posición de heredar una compañía agonizante (¿recordáis Iron Man 2?) y las responsabilidades de la «familia de la armadura».

Mientras Potts actúa a la luz, en las sombras se mueve Maria Hill. Perseguida por quienes fueron una vez sus subalternos, Hill se ve obligada a actuar a escondidas en una última misión a la que lanza a la fuerza el propio Tony con el doble fin de obstaculizar a Osborn y salvar a Stark de su propio plan (aunque la conclusión de esto no la veremos hasta el próximo volumen de El Invencible Iron Man).

El Invencible Iron Man: El Más Buscado del Mundo

El salto a la primera plana de Hill y Potts (acompañadas de la siempre versátil Viuda Negra) le sirve a Fraction para desmontar la clásica fachada de misoginia que siempre ha precedido a este personaje (o bajo la que se ha escondido muchas veces). La debilidad de Tony Stark por las mujeres bellas palidece ante su dependencia de aquellas de caracter fuerte que se le han ido acercando a lo largo de su historia. Su relación a los Bond-Moneypenny esconde un vínculo muy fuerte de confianza ciega que (volviendo a su contrapartida en DC) se asemeja al de Batman-Alfred (curiosamente apellidado Pennyworth). El vículo Hill-Stark es mucho más reciente y, por ello, también mucho más tenso, pero Iron Man reconoció inmediatamente en la ex-directora de S.H.I.E.L.D. a una líder de voluntad férrea y, durante el corto recorrido de Stark como director de la agencia de espionaje, siempre ha gustado de tenerla cerca, aunque sólo fuera para que alguien le llevara la contraria cada vez que se lanzaba de cabeza a uno de sus grandes errores.

«Es como si Dios le estuviese mandando una señal«

Junto a Fraction volvemos a ver a Salvador Larroca, cuya evolución desde el primer número del volumen anterior ha sido constante y, tal como llegó a prometer en alguna entrevista, cuya dependencia de los modelos humanos reales se va desvaneciendo número a número sustituida por una curiosa mezcla entre realismo y fantasía bastante agradable a la vista.

Panini completa este tomo de Deluxe con una introducción a cargo de Celes J. López, que nos habla de esta transición de Tony de la luz a la oscuridad, y con la ya clásica colección de portadas alternativas, que en esta ocasión se ven acompañadas por una excelente Guía de Lectura de la colección Marvel Deluxe.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados