Escuadrón Supremo #1

Escuadrón Supremo #1: Chicos malos

Escuadrón Supremo #1«Atlantis se ha alzado…«

 

Con motivo de la llegada del Nuevo y Diferente Universo Marvel se editó un número #0 de Vengadores que pretendía echar un vistazo sobre las diversas colecciones que daban comienzo de golpe y porrazo bajo la franquicia de la V mayúscula (aparte de la serie principal tenemos a los Imposibles, a los Nuevos, a la Fuerza V…). Dicho número ponía a un grupo de parias de multitud dimensiones extintas (debido en su mayoría a las incursiones previas a las Secret Wars) a analizar los puntos fuertes y débiles de cada uno de estos nuevos super-grupos. Estos misteriosos personajes no eran otros que los integrantes del Escuadrón Supremo, uno de los grupos más controvertidos y cambiantes del Universo Marvel… con permiso de los Thunderbolts.

 

La controversia es fácil de reconocer. Y es que todos y cada uno de los componentes de este equipo fueron creados a imagen y semejanza de los grandes héroes de la Distinguida Competencia. Sin embargo, en un movimiento repleto de mala leche, se decidió optar en un principio por hacer de ellos villanos, etiqueta de la que jamás han logrado deshacerse por completo.

 

«Puedo ayudarte a que lo consigas todo«

 

Así nos encontramos con un grupo que lidera con mano firme Halcón Nocturno, una versión de Batman llevada al extremo para la cual el fin SÍ justifica los medios, como bien demuestra con su primera misión en la Tierra Primigenia, una que va a dar de qué hablar y que le da un auténtico revolcón al statu quo de las razas que la pueblan. Le acompaña un viejo conocido de los fans de la etapa de Jonathan Hickman al frente de los Vengadores: Hiperión. Este claro calco de Superman abandona el alineamiento legal-bueno (referencia D&D gratuita) que siempre ha caracterizado a su contrapartida para sumergirse en un mundo repleto de claroscuros de los que pretende extraer lecciones que le ayuden a comprender el mundo que lo ha adoptado y al que ha jurado proteger.

 

Escuadrón Supremo #1

Escuadrón Supremo #1

 

Tras ellos quedan en principio un tanto desdibujados Borrón (otro chiste fácil, hoy estoy que lo tiro), un Flash con el enorme sentimiento de culpa que conlleva el disfrutar de este mundo mucho más de lo que jamás hizo con la aburrida y «normal»realidad de la que proviene. También tenemos a Princesa Poder, una Wonder Woman que, al igual que Halcón Nocturno, se ha dejado las limitaciones morales en casa y, por último pero no por ello menos importante, la Doctora Espectro, una versión femenina de Green Lantern a la que ya tuvimos ocasión de conocer cuando Namor dio el paso que nadie más se atrevía a dar durante una de las incursiones relatadas en Nuevos Vengadores y destruyó por completo su realidad. Ahora descubrimos que Rayo Negro salvó a aquella chica capaz de materializar armas y escudos y que ella busca venganza sobre el atlante que hizo volar su mundo por los aires.

 

«¿Qué tal si os las veis contra algo más potente?«

 

Juntos, estos cinco caracteres protagonizan un brutal primer capítulo que luego se desdibuja a lo largo de un segundo arco que pone de manifiesto que como antihéroe uno funciona mejor cuando está solo (hasta el propio guionista termina citando a Punisher). Por suerte Thundra y el Reino Salvaje andan ahí al acecho para sacar a este grupo de personajes incompatibles de la realidad y posarlos en un mundo donde puedan dar rienda suelta a la violencia que guardan en sus corazones. El tercer arco de la colección, que cierra el tomo, es el mejor y representa el intento de sus creadores por enderezar una serie que les estaba quedando quizás demasiado oscura y brutal para un título sin el apellido MAX.

 

Escuadrón Supremo #1

Escuadrón Supremo #1

 

Escribe la historia James Robinson (Secret Wars: Armor Wars) con dibujo de Leonard Kirk, el cual, curiosamente, proviene de DC, donde ha dibujado para Supergirl, Batman o (bastante más interesante para lo que nos ocupa hoy) la Sociedad de la Justicia de América. De las portadas se encarga otro ‘rebotado’ de la competencia: el ilustre Alex Ross (va en serio, la dirección actual de dicha editorial decidió prescindir de sus ‘demasiado serias’ ilustraciones…), que se marca algunos dibujos como sólo alguien de su talento podría soñar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados