San Sebastián 2016: ‘The Oath’, ‘Que dios nos perdone’, ‘Un monstruo viene a verme’ y ‘The Giant’

Con un poco de retraso, pero con las mismas ganas, sigo repasando la inhumana cantidad de películas que vi en el último Zinemaldia y aprovecho este post para comentar cuatro títulos de la Sección Oficial (bastante irregulares).

 

The Oath de Baltasar Kormákur

Dentro de la Sección Oficial nos encontramos esta cinta que trata la venganza de un padre frente al agresor de su hija, dirigida por el Baltasar Kormáku (EverestThe oath es probablemente la cinta con menos personalidad y más tópica que he visto en el festival, todo es absurdo, tópico y cargante; el director se cree que le da carácter y la eleva a película de cine al usar un 2:35 pero no es así ya que el pésimo guión, articulado en torno a los tradicionales tópicos del neo-noir nórdico, temas como la drogadicción, agresiones sexuales o subtramas de carácter político en ambientes urbanos que muestran la peor cara del hombre y la sociedad . La atmósfera del filme, en teoría turbia y oscura, resulta ridícula y repetitiva (una versión mala de la saga Millenium) y la construcción de personajes es algo que ni se plantea, ya que todo sucede de manera precipitada y no se comprenden acciones ni emociones; el resultado es torpe y disfuncional. Una película totalmente prescindible, por no decir que es mejor mantenerla lejos.

 

The-Oath

 

Que Dios nos perdone de Rodrigo Sorogoyen

Que Dios nos perdone nos cuenta la historia de un policía (mediocremente interpretado por Antonio de la Torre) que investiga junto a su compañero (un brutal Roberto Álamo) una serie de asesinatos y violaciones de varias ancianas en distintas zonas de Madrid. Aunque, una vez más, todo se fundamente en lo descrito en el párrafo anterior, la película tiene algo especial. A parte de ser despiadadamente entretenida (pese a sus más de dos horas de duración), cuenta con interesantes (¡y creíbles!) giros de guión (pese a tener diálogos un poco discutibles), buenos personajes y un fantástico villano. Es muy potente el uso de la cámara en mano y la iluminación que si le dan a la película un tono personal y único dentro del género. Si algo hay que achacar es que una vez que termina se da cuenta uno que no ha visto nada nuevo y es fácilmente olvidable además del exceso de ‘humor’ en su texto. Pese a esto, es una película muy digna que, si cuenta con la publicidad adecuada, llenará las salas y satisfará al público general. ¡Ah! y atentos a los Goya.

 

Que-Dios-nos-perdone-Roberto Alamo

 

Un monstruo viene a verme de Juan Antonio Bayona

La esperadísima película de Juan Antonio Bayona llenaba el primer pase de prensa en el Teatro Principal, yo acudiría al día siguiente, pero me encontraba por la zona y estaba esperando reacciones muy positivas, ver a la gente emocionada e incluso lágrimas; sin embargo veo a la gente muy fría, sensación de indiferencia y decepción e incluso se habla del director como pornógrafo emocional (y razón no les falta).

 

Basada en una novela de Patrick Ness cuenta la historia de Connor, un niño cuya madre se está muriendo de cáncer, al que se le aparece un monstruo que le contará varias historias que le hagan afrontar su presente y futuro. Bayona demostró en Lo imposible que era un maestro de las emociones, que sabía hacer conmoverse a un espectador y que podía calar hondo; parte de la crítica (junto al público más snob) cuestionó sus formas tachándole de sensiblero y manipulador, yo no soy de esta vertiente y Lo imposible me parece una película muy potente y disfrutable. Sin embargo con Un monstruo viene a verme me pongo del lado de los que le llaman pornógrafo, sensiblero y manipulador ya que Bayona camufla las lagunas de su irregular guión bajo una impecable dirección de arte, la ostentosa banda sonora de Fernando Velázquez y un descontrolado despliegue de producción. Una estupenda Felicity Jones interpreta a la moribunda madre, el debutante Lewis MacDougall realiza un espléndido trabajo con el niño, pero el problema llega con la veterana Sigourney Weaver cuyo personaje parece estar perdido y desorientado, aparte de que el guión de la película no llega a aclarar su fin en la historia y termina siendo un mero adorno que está siendo, y será, muy goloso en la campaña publicitaria del filme. En definitiva: Bayona firma, una vez más, un rompe taquillas, una máquina de hacer billetes cubierta de un barroquismo estético que le sirve como camuflaje del resto de sus carencias.

 

Un monstruo viene a verme

 

The Giant de Johannes Nyholm

Si por mi fuese, la crítica a esta película sería ‘En una oda al aburrimiento sobre gente que juega a la petanca’, pero como trato de ser lo más profesional posible desarrollemos este argumento. The giant, a modo de falso documental, cuenta la historia de un equipo de jugadores de petanca en el que se encuentra Rikard un hombre que nació con una mala formación, en paralelo a esto, se intercalan imágenes (presuntamente poéticas) de ese hombre (en forma de gigante) paseándose por el mundo.

 

Creo que no hay deporte más aburrido de ver que la petanca y, claro, ¿Cómo sostienes durante dos horas una película del tema? Efectivamente, no se sostiene: el film es tedioso y soporífero, no podía creer que de verdad estuviese viendo una película sobre eso y en cuanto a sus formas resulta de todo menos innovador, recrea todo con un naturalismo (sostenido por una imagen granulada y un sonido casero y distornsionado) que agota por sus largas secuencias que no interesan lo más mínimo, ni tampoco pretenden interesar. Del conjunto solo podría salvar la banda sonora y cierta trama secundaria, que no entendí, del protagonista con una mujer. No comprendo la existencia y el fin de esta película, lo que si está claro es que hay ciertos temas que, por el bien del espectador, deberían vetarse.

 

The-giant

Acerca de Alex Manzano

Avatar de Alex Manzano

Cine, arte y tebeos. Amarás el musical sobre todas las cosas. John Cameron Mitchel es mi dios. Si quieres encontrarme, busca en mi habitación. Si no, en cualquier rincón de Madrid.

Deja un comentario:

2 comentarios en “San Sebastián 2016: ‘The Oath’, ‘Que dios nos perdone’, ‘Un monstruo viene a verme’ y ‘The Giant’

  1. Me encantan los thriller policíacos, Que Dios Nos perdone ya pasó de calle la crítica del público en San Sebastián y ahora en Sitges vuelve a triunfar, la verdad es que tengo muchas ganas de verla

  2. de todas ellas la que más me llama es Que Dios Nos Perdone, para mi hubiese pasado desapercibida pero que premien el guión en Sanse y tenga tan buena acogida en Sitges me genera curiosidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados