Trinidad

Trinidad #5-12: Forjando vínculos

Tras una larga espera retomamos la lectura y análisis de la cabecera que junta a la Trinidad deceíta dentro del marco que supone Renacimiento. En los números #5-6 de Batman/Wonder Woman/Superman: Trinidad tiene lugar la conclusión del largo primer arco argumental de esta serie: La unión hace la fuerza. Y de nuevo nos encontramos con el mal eterno que atormenta a las publicaciones deceítas editadas por ECC, la falta de contexto y referentes. En este caso en particular se hace referencia a la miniserie Posion Ivy: Cycle of Life and Death (inédita en nuestro país). Y como siempre, lo único que nos queda es asentir y seguir hacia delante sin hacer demasiadas preguntas.

 

Trinidad

 

Quejas aparte, este arco argumental destaca por poner el foco en su trío protagonista y ofrecer un interesante relato acerca de quiénes son y qué es lo que les hace ser quienes son. Si por separado son especiales, juntos son extraordinarios. En estos dos números Francis Manapul se revela como un gran estratega, sabe muy bien dónde situar los giros y mantiene la atención de los lectores en todo momento. La lectura es muy amena y consigue que el interés en la colección vaya siempre a más.

 

En Trinidad #7 arranca una nueva aventura comandada por el marvelita Cullen Bunn, que se asoma por estos lares para presentar a una trinidad formada por Circe, Lex Luthor y Ra’s Al Ghul. El guionista busca comprime la fórmula desarrollada por Manapul en la saga anterior en un único número, para así crear la necesidad de un vínculo entre los veteranos enemigos de nuestros héroes. Bunn sienta unas interesantes bases, pero ya en Trinidad #8 tiene que lidiar con el epílogo del minievento Superman: Renacido y en Trinidad #9 le perdemos la pista. Es Rob Williams quien toma el relevo y tiene la responsabilidad de cerrar el segundo arco. Un baile de guionistas que no augura un futuro a largo plazo para Trinidad.

 

Williams apuesta por una trama que hinca sus dientes en la magia, pero en lugar de seguir con lo dispuesto por Bunn, vira hacia terrenos más demoníacos que acaban dando como resultado un argumento muy desdibujado, que va picando conceptos aquí y allá pero no saca provecho a ninguno y echa por tierra el trabajo anterior. Si bien este arco podría tener consecuencias en un futuro (siempre que la o el guionista de turno quiera hacer uso de las mismas), a día de hoy resulta bastante prescindible. Por destacar algo, cabe mencionar el esmero de Williams por subrayar el concepto de vínculo tan presente desde el primer número de la cabecera.

 

Para Espacio muerto, aventura que ocupa los números #10-12 de la colección, Francis Manapul vuelve a tomar el mando y lo hace como si nada hubiera pasado. De hecho, en los primeros compases del arco presente evoca a la historia que diera origen a la cabecera.

 

Una vez marcado el terreno, Manapul lleva la acción a la Atalaya de la Liga de la Justicia y enfrenta a nuestros héroes a una amenaza vírica que pone en riesgo al planeta entero. Tras un par de historias de carácter más personal, por así decirlo, en la que los conflictos tenían un tratamiento más introspectivo, que obligaba a los protagonistas a escarbar en el fondo de sus corazones, ahora Manapul les da la oportunidad de exteriorizar todo aquello y extender su vínculo afectivo y sentimiento de familia al resto de componentes de la Liga de la Justicia. En sus dos aventuras Francis Manapul explora las dos caras de la moneda. Registra la conexión entre Superman, Wonder Woman y Batman y la hace visible al mundo entero. Las dos últimas splash pages de Trinidad #12 ilustran muy bien esta intencionalidad.

 

En estos primeros doce números de Batman/Wonder Woman/Superman: Trinidad se explora en profundidad la dinámica de equipo de los tres personajes protagonistas, el porqué de sus caracteres tan especiales y cómo sus diferencias no hacen sino complementarles para ofrecer lo mejor de sí mismos. Si alguien se pregunta por qué son la Trinidad solo tiene que acercarse a esta colección. Ojalá desde la planta noble de Warner tomaran buena nota para encaminar sus versiones cinematográficas.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados