Sunstone

Sunstone #3: Bdsm para principiantes

Llegamos ya al tercer tomo de esta colección de Top Cow y publicada en EEUU por Image Comics que los chicos de Panini están editando en nuestro país en una bonita edición en cartoné que mejora, y mucho, la versión original norteamericana en tapa blanda. En este nuevo volumen se echa un poco en falta la presencia de contenido adicional (como si había en los dos anteriores), pero esta carencia ya viene de la edición anglosajona. El libro que disfrutamos en nuestras estanterías es una traducción tal cual, no añade o quita nada.

 

Sunstone

 

¿Qué nos vamos a encontrar en este nuevo tomo de la serie de Stjepan Sejic? Más de lo mismo. Mucha comedia romántica aderezada con un picante erotismo. La relación entre Ally y Lisa va creciendo en cada número, pasando del juego y la amistad a algo más serio, algo que provoca tanta emoción como miedo en ambas, pero que solo las puede hacer más felices. La gran pega de Sunstone, al menos hasta el momento, es la ausencia de un conflicto claro en la historia. Los personajes nos gustan y sus vivencias tienen ese je ne sais quoi que nos engancha, pero se respira un enorme aroma de intrascendencia. Con la elección de Lisa como narradora, relatando los inicios de su relación en pasado y asomándose de cuando en cuando al presente, con pequeñas viñetas en las que disfruta de una complicidad y felicidad totales con Ally, Sejic ha dejado muy claro, ya desde el primer libro, que todo va a llegar a buen puerto, que no nos esperan grandes dramas entre ellas. Así, lo que nos toca es disfrutar, cómplices con la pareja, de su incipiente romance teniendo por seguro el “y comieron perdices”.

 

Son los personajes secundarios los que, por consiguiente, deben poner la sal, cosa que hace su autor, aunque sin excesiva determinación. Estas no son sus intenciones. A este respecto, este tercer tomo tiene su gracia en presentarse como una suerte de guía divulgativa del bdsm. Para ello Sejic nos muestra a Ally (una veterana en estos juegos), Lisa (alguien que está introduciéndose) y ahora Anne, amiga de la segunda, completamente alejada de este mundo, con lo que plantea buena parte de las dudas y prejuicios que podemos tener la mayoría de nosotros. Y ahí, poniendo en boca de Anne aquello que rechazamos y prejuzgamos, el autor se detiene a explicar y normalizar esta realidad de la intimidad de la pareja; aunque en su esfuerzo quizás se excede con las voces en off y algunos monólogos, que lastran el ritmo general de la obra.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados