Misión: Imposible - Fallout

Misión imposible – Fallout: Secuelitis

El incombustible Ethan Hunt vuelve -¡por sexta vez ya!- a salvar el mundo en una nueva misión, imposible para todos salvo para los agentes de la FMI. En la dirección, por primera vez en la saga, repite director, Christopher McQuarrie (que también firma el libreto). ¿Entretiene? Como la que más. ¿Es la mejor de la saga? Ni de lejos.

 

Tom Cruise

 

Misión: Imposible – Nación Secreta dejó el listón muy alto y su peso se deja notar -quizás en exceso- en esta nueva entrega de la franquicia. La continuidad de McQuarrie tanto en la dirección como en la escritura supone una ruptura en los preceptos de la saga. Hasta ahora cada película gozaba de cierta autonomía respecto a las demás, apostando siempre por un tono y estilo particular marcado por el director de turno (de ahí el frenetismo de M:I 3, el clasicismo de la cinta original, o el tono más liviano de M:I 4). En Fallout, sin embargo, se tejen lazos con su predecesora, creando una fuerte dependencia hacia aquella. Así, Misión: Imposible – Fallout no se entiende sino como secuela de Nación Secreta, con todo lo que ello conlleva.

 

Si bien favorece que se siga explotando al temible villano encarnado por Sean Harris, se pierde en frescura y sorpresas. Ya desde el propio arranque de la película todo transcurre de forma muy lineal, los giros de advierten muy medidos y es fácil anticiparse a los mismos. ¿Por qué? Principalmente porque McQuarrie ha optado de forma muy descarada por repetir las fórmulas que le sirvieron en la anterior entrega -¡ay, esos dichosos 15 minutos!- y porque está demasiado encariñado con el equipo de la FMI, lo que se traduce en unas adiciones al cast muy desaprovechadas.

 

Rebecca Ferguson y Tom Cruise

 

Claro, los Simon Pegg, Rebecca Ferguson o Ving Rhames están encantadísimos, pues ven reforzados sus roles. Pero Vanessa Kirby no pasa de ser una trasunta rejuvenecida de la icónica Max (Vanessa Redgrave) de la primera entrega, Henry Cavill parece pensar más en su polémico bigote que en otra cosa, y Angela Bassett ni está, ni se la espera. En resumidas cuentas, la película cae en todas las tentaciones de las secuelas directas.

 

A fin de darle un mayor dramatismo a la historia (y aparentar no ser una simple continuación de M:I 5), McQuarrie juega la baza emocional de Michelle Monaghan, que tan buenos réditos le reportó a JJ Abrams en su momento, pero el resultado es impostado -y hasta tramposo. Aquella era una herida cerrada, un aspecto ya explorado por la franquicia, pero el director retorna a él sin mucha fe, reiterando en las cuestiones ya tratadas. Siendo extremadamente puristas, la sombra de Owen Davian (Philip Seymour Hoffman) es muy alargada.

 

Simon Pegg y Henry Cavill

 

Lo que le falta en historia lo compensa en acción, dinamismo. Tom Cruise se va haciendo mayor, pero lejos de acercarse al ridículo, lleva el paso del tiempo con tremenda naturalidad, aportando atractivos matices a su Ethan Hunt. Los excesos y la adrenalina, pues, siguen siendo parte fundamental de M:I 6, que ofrece algunas secuencias (como la persecución en moto en París) que por sí mismas merecen el precio de una entrada. Es verdad que por momentos juega al límite con la verosimilitud (aunque sin llegar a los límites de la anabolizada F&F), pero llegados a este punto en el que las locuras “imposibles” de su protagonista son unos de los activos de la franquicia, hasta cierto punto se pueden pasar por alto.

 

Misión: Imposible – Fallout puede marcar un punto de inflexión en la saga. O bien supone el principio del fin, o bien es un paréntesis para renovarse una vez más en las siguientes entregas.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados