Tyler Rake

Tyler Rake: Capricho en Dhaka

En estos tiempos extraños que vivimos propuestas como la de Tyler Rake, cuya única (y loable) pretensión es la de llevarnos a un estado de evasión y olvidarnos de los problemas, se agradece muchísimo. Basada en el cómic (inédito en España) Ciudad, escrito por Andre Parks a partir de un argumento de este junto a Joe y Anthony Russo (sí, los arquitectos del UCM bajo la tutela de Kevin Feige), la propuesta de Sam Hargrave nos traslada a las angostas calles de India y Bangladesh en una misión suicida que firmaría cualquier estrella del cine de acción.

 

Chris Hemsworth y Rudhraksh Jaiswal

 

Porque la concepción del héroe de acción actual nada tiene que ver con la que acaparaba los estrenos durante buena parte de los años 80 y 90 (y por suerte de los 2000). Los tipos hipermusculados primero dieron pasos a actores de carisma discutible y estos a intérpretes con sólidas carreras que se meten en este tipo de proyectos para jugar y derrochar adrenalina. Chris Hemsworth, que en títulos como Rush o Malos tiempos en El Royale ha demostrado su valía, se ha apuntado a Tyler Rake, precisamente para divertirse, ejerciendo incluso de productor junto a los hermanos Russo.

 

Y eso es justo lo que ofrece la película, un divertimento. Poco se le puede exigir a una cinta que desde el primer momento muestras sus cartas: un feroz mercenario con un pasado como militar de bandera tiene que rescatar a un niño que ha sido secuestrado. Para cualquiera sería una misión imposible, pero no para nuestro héroe, que saca fuerzas de una trágica experiencia para seguir adelante. No hay nada ni remotamente original en Tyler Rake, que basa su gancho en el carisma de su protagonista y en su eficiente montaje.

 

Chris Hemsworth

 

Que la cinta es un capricho para principales implicados lo demuestra el largo (y tramposo) plano secuencia que tiene lugar en el segundo acto y que sirve al director para lucirse y hacer gala de sus aptitudes para las secuencias de acción (no olvidemos que Hargrave tiene una amplia experiencia como coordinador de especialistas y de coreografías de peleas). Si bien a nivel emocional el director no consigue transmitir gran cosa, en las secuencias más físicas sabe como enganchar al espectador. Trabaja con la cámara muy pegada a los personajes e intenta reducir los cortes de plano lo máximo posible para que los movimientos fluyan de manera más natural y tengan una apariencia más realista y cruda.

 

Chris Hemsworth y Randeep Hooda

 

Como narrador es difícil valorar a Sam Hargrave por esta película, ha ido sobre seguro con su propuesta y no cabe duda de que el peso de los Russo como productores ha sido importante. Pero el objetivo principal de Tyler Rake, el recuperar el espíritu lúdico del cine de acción, está más que superado.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados