Batman. Detective #2: Esas mujeres locas

Batman: Detective #2
Paul Dini sigue deslumbrando a expertos y profanos con su etapa al frente de Detective Comics.

Batman: Detective #2«Suponía que aparecerías si la gatita estaba en apuros«

Una de las razones que me hacen afirmar que la etapa de Paul Dini al frente de Detective Comics fue magistral es la de que su lectura a través de la reedición que ECC está llevando a cabo en cuatro tandas me hace desear haber sido uno de los miles de lectores que fueron comprando las grapas de la edición original estadounidense a finales de la década pasada.

A través de las numerosas aventuras autoconclusivas que uno encuentra en los tomos de Batman: Detective es inevitable fijarse en la maestría con que Dini plasmó las almas de los héroes y villanos que pueblan el imaginario de los fans del Hombre Murciélago. Pingüino, El Joker, El Acertijo… El autor norteamericano les hace un gran favor a los antagonistas clásicos de Batman a la vez que renueva el repertorio y logra que, sin que sobre ni falte nada, cualquiera se pueda enganchar a las aventuras de Bats desde el número que sea.

«La deducción… en su versión para tontos«

Scarface, la marioneta a lo Al Capone que ha venido tradicionalmente acompañada por el apocado Arnold Wesker, fue uno de los personajes que Dini recuperó y sometió a un proceso de quema y purificación. El guionista volvió a apostar por un personaje femenino (como ya hiciera con Harley Quinn) para, sin perder de vista el carisma del villano por todos conocido, introducir nuevas facetas a explorar en esta inusual forma de relación entre las dos personalidades de un mismo psicópata. Wesker, que llevaba un buen tiempo bajo tierra y que sólo se dejaría ver como uno de los villanos resucitados durante La Noche Más Oscura un tiempo más tarde (antes de que los Nuevos 52 lo volvieran a sacar a la palestra) siempre ofreció la apariencia de ser la verdadera marioneta, mientras que ‘Sugar‘ (Peyton Riley) se nos presenta como un personaje más independiente y, por tanto, mucho más peligroso que su antecesor.

Hablando de personajes femeninos, Dini no pudo resistirse a recuperar a la anteriormente citada ex-doctora Harleen F. Quinzel para ponerla a luchar codo con codo con Batman contra la nueva Ventrílocua y así, de paso, tratar de recuperar hasta cierto punto la cordura de la «novia del Joker«.

Batman: Detective #2

¿Y qué pasa con el rey de las bromas? Joker protagonizó, al final del primer volumen de esta recopilación, un siniestro «cuento de Navidad» con Robin que se saldó con varias muertes de inocentes y que terminó de manera abrupta y con el cuerpo del maníaco convenientemente desaparecido para el uso y disfrute del guionista (quienes no leyeran originalmente esta etapa de Detective Comics ya se estarán preguntando si Dini reuniría de nuevo al Joker y a Harley… Mis labios están sellados) y para el gusto del lector, que tiene ocasión de volver a ver a la némesis de Batman en este tomo y en todo su esplendor.

«Deja que tu impronta se disuelva entre la estupidez y la confusión«

Este segundo tomo de Batman: Detective también nos regala un par de historias de relleno de mano de Stuart Moore y Royal McGraw. Moore hace que Batman se quede a un lado para dejar paso a Nightwing y a Bruce Wayne. El ambiente (gracias al relevo a los lápices de Andy Clarke en lugar de Don Kramer) resulta mucho más luminoso en esta breve aventura que en el resto del cómic, pero no por ello esta historia acerca del terrorismo y sus justificaciones pierde validez. Más bien al contrario, DC se mostró acertada durante la etapa de Paul Dini al frente de la mítica cabecera y consiguió que hasta los fill-ins tuvieran su hueco y su porqué en la que sería una de las épocas más memorables de la Detective Comics de la década pasada.

Batman: Detective #2

Royal McGraw, demostrando unos amplios conocimientos sobre el universo del cruzado de Gotham, rescató a un trío de villanos prácticamente olvidado para hablar del pasado y de lo duro que puede llegar a ser romper con él. Un relato muy interesante dentro de un volumen imprescindible para los fans del murciélago.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados