Batman: Renacimiento #2

Batman. Yo Soy Gotham: La levedad del súper-ser

Batman: Yo Soy GothamMe temo que la pérdida de vidas será… excepcional

 

ECC se lanza a la reedición de la etapa de Renacimiento ahora que ésta está llegando a su fin con unos tomos en cartoné de diseño unitario e interesante y bajo la promesa de acompañar a cada uno de ellos de extras y una calidad digna de coleccionistas para hacer más apetitoso el bocado. Así, a la par que vemos álbumes con los compendios de Detective Comics o Liga de la Justicia, asomar por las librerías, hoy nos hacemos con el primer tomo de la etapa de Tom King (que ya fuimos reseñando en esta revista) para poder ver en qué consiste esta nueva edición a dos años del material original.

 

Para quien no leyera esta primera saga (Yo soy Gotham) en su momento y para los que lo hicierais, pero os falle la memoria, digamos que King recoge el Batman de Scott Snyder y Greg Capullo para darnos una nueva versión que, sin faltar al respeto de la gloriosa etapa anterior, trata de llevar al Cruzado de la Capa por un camino algo menos tenebroso que su predecesor, haciendo hincapié en algunas de sus mejores virtudes (como la capacidad para levantarse tras cualquier derrota o su olfato detectivesco) y tratando de introducir en la colección el concepto del juego en equipo. Así, en este primer tomo asistimos al “bautismo” de la Señal y contemplamos el auge y la caída de Gotham y Gotham Girl, dos nuevos superhéroes que, inspirados por el Caballero Oscuro, tratan de ayudarle en su interminable cruzada contra el crimen.

 

Todos tenemos la ocasión de ser valientes

 

Esta primera historia le sirve al guionista como excusa para explorar la idea de nuevos héroes sin el trauma de partida de Bruce Wayne ni tampoco su voluntad ni determinación. King escribe un relato al calor de los fans acérrimos de cualquier estrella, que cualquier día tratan de emular a sus héroes con más voluntad que conocimiento. Lo positivo es que el autor no censura este hecho de manera tajante, sino que pone en relieve la necesidad de guía y supervisión por parte de los héroes experimentados para esta nueva generación de luchadores contra el crimen. Al final las cosas se tuercen (es Batman, siempre lo hacen), pero nos quedan entre medias algunos capítulos verdaderamente interesantes en los que vemos de manera efectiva a un nuevo Caballero Oscuro, menos tenso y más abierto a la colaboración y a convertirse en un ejemplo para sus conciudadanos. Esta imagen se verá reforzada en las siguientes sagas (con su asalto a Santa Prisca y el más reciente camino a la boda con Catwoman) y nos deja con una etapa con un claro sello de su autor, lo mínimo que podíamos pedir tras los años de Snyder y Capullo al frente.

 

Batman: Renacimiento #2

Batman: Renacimiento #2

 

La edición de ECC, sin tener nada que reprochar a nivel de calidad (la editorial ha sentado un nuevo estándar en nuestro país y lo que vemos ahora en otras de la competencia no es sino un reflejo del buen hacer de este equipo), adolece de unos extras muy pobres. Una sencilla galería de portadas alternativas es bastante menos de lo que cualquiera podríamos haber entendido como extra (hay decenas de entrevistas al autor que habría valido la pena rescatar) y dos páginas y media de bocetos nos saben a poco a los aficionados al género. En cualquier caso, se trata de una edición muy respetable y de una oportunidad estupenda para adentrarse en el Batman del Renacimiento que ahora se encamina a lo desconocido.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados