Escuadrón Suicida #18

Escuadrón Suicida #17-19: Sin nada que mejorar

Escuadrón Suicida: Renacimiento #17Juan Soria no pertenece a esta historia

 

Cuando se anunció el fichaje de Brian Michael Bendis por DC se dispararon las apuestas acerca de cuál sería la serie en la que el ex-guionista marvelita aterrizaría. Un servidor, en base al gusto del de Cleveland por lo callejero (los Defensores, Jessica Jones…), apostó por su participación en una nueva etapa del Escuadrón Suicida. Ahora, meses después y con el estreno del escritor en las páginas del Hombre de Acero que podéis ver también en España gracias a ECC, me doy cuenta de que mi fallo, más que deberse a una incompatibilidad de Bendis con los presos de Belle Rêve (ha resultado más perentorio que se haga cargo de Superman), tiene que ver con la sensacional marcha que lleva la colección desde que opera en manos de Rob Williams.

 

El guionista ha logrado que, mes a mes, me interese más lo que les ocurre a los villanos comandados por Amanda Waller que al grupo de turno de la Liga de la Justicia. Sus aventuras van mucho más al límite, sus personajes viven la vida con mayor intensidad y sus dramas son mucho más humanos que los que vemos en otras muchas colecciones. Cada grapa de Escuadrón Suicida se lee del tirón y te deja con ganas de saber más. Mola odiar a Waller y mola sentir lástima por el destino de Harley y Rick Flag. Hay tanto que aprender de series como esta que no sabría ni por dónde empezar.

 

No somos las personas indicadas para estos juegos

 

Centrémonos en lo que ocurre en estas tres entregas. En Escuadrón Suicida #17 (el último de la etapa de Renacimiento) Williams le pone fin a la saga de La Historia Secreta de la Fuerza Especial X. La trama ha tenido de todo. Desde oscuros secretos enterrados durante décadas hasta el regreso de personajes que pensábamos perdidos y amor, mucho amor y corazones rotos. Tan rotos que el statu quo del grupo queda hecho trizas una vez más sin que haya dado tiempo a disfrutar de verdad de alguna de las parejas que tanto nos estaba gustando ver juntas.

 

Escuadrón Suicida #18

Escuadrón Suicida #18

 

Lee sigue a este número un breve paréntesis escrito por Simon Spurrier que es una verdadera delicia. Bajo el título de Los Elegidos, el autor nos presenta una historia atípica protagonizada por la carne de cañón que suele caer a las primeras de cambio en este tipo de series. Juan Soria es un pobre desgraciado que se tira toda esta entrega sufriendo y siendo vapuleado por héroes, villanos y toda la gama de personajes intermedios. El sentido de todo esto y la resolución de la historia es algo que tenéis que leer y que nos da una idea del grado de libertad y diversión que hay implicados en esta colección. Resulta muy refrescante leer algo así dentro del encorsetado mundo de los superhéroes y, aunque los crossovers y las continuidades son el pan nuestro de cada día y se agradecen en cierta medida, también es necesario como el respirar que existan series como ésta, que se salen de las reglas y cuentan sus propias historias más allá del límite.

 

Siempre ha ido sobre el sacrificio…

 

En Escuadrón Suicida #19 vuelve Rob Williams y con él una nueva trama en la que, una vez más, parece que el equipo de Waller va a quedar obsoleto. Peor aún, el regreso de un personaje al que ninguno esperábamos ver va a poner a todo Belle Rêve en jaque hasta un nivel que no veíamos desde tiempos del NuDC. Nos deja, por tanto, la serie en un sinvivir mientras esperamos a la siguiente terna de números, que nos va acercando cada vez más a la media centena de números estadounidenses. Casi nada en tiempos de las ‘largas’ colecciones de veinticinco entregas.

 

Escuadrón Suicida #19

Escuadrón Suicida #19

 

El aspecto negativo (por buscar alguno) lo encontramos en el mareante desfile de dibujantes en apenas tres números que nos encontramos. Con excepción de Wilfredo Torres, escogido únicamente para ilustrar la historia complemento que vemos en Escuadrón Suicida: Renacimiento #17, el resto van cambiando capítulo a capítulo y, aunque de ellos lo cierto es que Fernando Pasarín cuadra al formar parte de un capítulo autoconclusivo especial, el resto se pasan el testigo incluso dentro de una misma saga y eso, a la larga, termina por cansar. Por lo demás, salvando este escollo, estamos ante una de las series más divertidas e interesantes de la escena norteamericana actual.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados