Escuadrón Suicida

Escuadrón Suicida #2: The clown who came in a Harley

Escuadrón Suicida: La Muerte de la Familia«El Escuadrón Suicida se hace cargo a partir de ahora«

 

A todos nos gustan los antihéroes: Constantine, Punisher, cualquier habitante de Sin City… Sin embargo, a la hora de tolerar a un equipo formado por este tipo de personajes dejamos de tener las cosas tan claras. Marvel lo intenta, con mayor o menor éxito, cada poco tiempo con sus Thunderbolts y la redención del villano siempre en el punto de mira. DC, por el contrario, ha preferido injertar bombas bajo la piel de criminales y perturbados mentales para tenerlos bajo control y que no exista demasiada esperanza acerca del arrepentimiento de cualquiera de los componentes de este grupo de operaciones especiales en el que las bajas en batalla importan bien poco a quien mueve los hilos.

 

Este es el encanto del Escuadrón Suicida. Es difícil averiguar quien es más malo, si los villanos o su carcelera. Hace poco os hablé de En la Sombra de Yavin y de cómo los personajes de Star Wars buscaban un traidor a los rebeldes del Imperio. Pues bien, si uno lee un cómic de Star Wars sabe de antemano que puede descartar a sus protagonistas como sospechosos, pero si hablamos de un traidor en las filas del Escuadrón… ¿Acaso alguno no vendería a su madre para poder escapar de las garras de Waller? Además, la ausencia de «grandes villanos» de la talla del Joker, Luthor, Mr. Freeze… nos asegura que todos (y repito TODOS) sus personajes tienen papeletas para morir, ser mutilados, apalizados o, peor aún, abandonar al resto del grupo a su suerte para volver a delinquir a gusto.

 

«La próxima vez que cojas rehenes asegúrate que no tiene peores antecedentes que tú«

 

Podemos dividir este número de Escuadrón Suicida en cuatro tramas bien diferenciadas:

 

Resurrection Man: Los primeros capítulos del tomo pertenecen a la colección de este «héroe» de DC que cada vez que muere vuelve a la vida con un poder distinto. Waller pone a su equipo tras la pista de Mitch Shelley y, como de costumbre, ni ellos ni nosotros sabremos las razones reales tras la persecución de este hombre hasta que sea demasiado tarde para plantearnos si es lo correcto… o lo más conveniente. Entre medias veremos cómo le ha afectado a Harley el shock de la «muerte» del Joker y quiénes son los llamados a sustituir a los caídos del primer volumen. Podría parecer que, al tratarse de una serie distinta, no se avanzaría en la trama… Nada más lejos de la verdad.

 

Escuadrón Suicida: La Muerte de la Familia

 

La traición y Basilisco: La segunda trama es una batalla en dos frentes. Por un lado nuestros protagonistas siguen la pista de la organización nacida a la sombra de la aparición de los superhéroes y de oscuros propósitos a la que ya conocimos en el primer volumen, por el otro Waller deberá hacer frente a una amenaza que nunca habría imaginado. Esta saga nos ofrece una visión más humana de la «jefa» del Escuadrón y arroja algo de luz sobre las motivaciones de los integrantes del equipo. Una cosa está clara: Harley ha cambiado y la nueva Quinn va a tener mucho que decir a partir de ahora.

 

Número Cero: Al igual que el resto de colecciones de DC, el Escuadrón Suicida también puso a la venta su número cero en Estados Unidos. En este caso nos sirve para conocer el pasado de Waller y el por qué de su frialdad y si decisión de crear el Escuadrón para que realice aquellas misiones que otros grupos rechazarían por ser demasiado peligrosas.

 

La Muerte de la Familia: En Batman #12-13 vimos cómo Harley le tendía una trampa al murciélago. Más allá de preguntarnos cómo narices había vuelto a escapar la doctora Quinzel de prisión, el cómic nos sorprendía mostrándonos a una mujer aterrada ante el nuevo Joker. Escuadrón Suicida #2 termina desvelando este secreto y plantando la semilla de una verdadera evolución de este personaje bicolor… o su perpetuo descenso hacia la locura. Habrá que esperar para verlo.

 

Escuadrón Suicida: La Muerte de la Familia

 

«¿¡Pensabas que eras la primera!?«

 

El dibujo de este volumen corre a cargo de Fernando Dagnino, otro madrileño por el mundo que ha gustado bastante en DC y al que veremos en esta colección durante algún tiempo. Su estilo me parece algo irregular, pero funciona bastante bien en su asociación con Adam Glass y es bastante respetuoso con el aspecto de los personajes, algo que no siempre pasa (y mucho menos en la Marvel actual).

 

El segundo tomo de Escuadrón Suicida vuelve a sorprendernos con un guión sólido y unos personajes de un magnetismo innegable. Parece mentira que una de las mejores ideas del NuDC haya consistido en rescatar a este equipo olvidado y recomponerlo usando a los descartes de otras series. Pero el caso es que funciona. ¡Y de qué manera!

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados