Sandman Presenta: Las Furias

Sandman Presenta – Las Furias: Cerrando el círculo

Sandman Presenta: Las Furias«Sobreviven muy pocas cosas de nuestra juventud«

 

Sandman es una de mis obras comiqueras favoritas. Si me apuráis es, incluso, una de mis obras de ficción favoritas. Neil Gaiman se consagró con esa historia (recopilada por ECC en una edición bastante más que aceptable) como uno de los mejores contadores de historias del mundo actual. Y en la obra de Gaiman siempre es casi tan importante lo que se queda por contar que la historia principal que estamos leyendo. Así, de la trama principal del Señor del Sueño se desgajó una historia terrible acerca de un niño concebido en sueños casi al principio de su relato, esta historia volvería a perseguir a Sueño en un par de ocasiones y sería la última de ellas la que acabaría por costarle, de alguna manera, su misma esencia. Sin embargo, de aquella tragedia, en la que las Furias estarían involucradas, nacería un nuevo Sueño, que parecía cerrar la historia de los Eternos y de Lyta y su hijo nonato.

 

Os cuento todo esto porque es la base del relato que analizamos hoy y que publica también ECC en nuestro país y porque, sin darnos cuenta, nos dejamos la historia de Lyta sin contar. Sobre ella vuelven ahora Mike Carey (al que ya hemos visto escribiendo sobre el Lucifer del universo de The Sandman) y el siempre impresionante John Bolton (Corazón de Arlequín, escrita por Gaiman) para cerrar su capítulo en la comedia eterna de los humanos, los dioses y los eternos. No entraré en cuestiones sobre si hacía o no falta ahondar en este personaje porque la verdad es que la libertad es la que nos permite quedarnos en la obra original o seguir profundizando en sus pliegues y porque Sandman Presenta: Las Furias se puede tratar como un simple relato corto, contado a la luz y el calor de la chimenea en una de las noches otoñales que tenemos por delante, mientras los árboles pierden sus hojas y del norte vienen vientos fríos.

 

«La vida se contrae en este momento. El momento en el que corremos«

 

También se puede entender como un experimento que toma los métodos y los personajes de Gaiman y los trata de replicar. Aunque el autor de American Gods es quien es y Carey, por más disfraces que se ponga, es Carey (y eso ya es mucho, que bastante bueno es lo que sale de su chistera). Así, en Las Furias hay mecánicas que nos recuerdan al Sandman que leímos antaño y otros conceptos que, sin embargo, nos sitúan en un escenario y con unos actores completamente distintos. Las Furias es un cómic cien por cien disfrutable tanto por los amantes de la obra original como por sus desconocedores (aunque estos van a perderse muchas de las referencias y dobles significados de la trama). Es una clara continuación del material original, pero con la suficiente entidad propia como para funcionar por su cuenta.

 

Sandman Presenta: Las Furias

Sandman Presenta: Las Furias

 

Bolton, por su parte, hace magia con cada obra que toca. Esto podría ser un manual de jardinería y seguiríamos viendo la firma del dibujante en todas y cada una de sus páginas. Su terrorífica mezcla de realismo y viajes lisérgicos le pegan a una historia que se mueve en la fina línea entre el mito y el mundo real. Es una gozada poder verle dibujando a seres de pesadilla, humanos corrientes y molientes y, ya de paso, a algunos de los Eternos (como podemos ver sobre estas líneas).

 

Sandman Presenta: Las Furias es un relato accesorio dentro del rico mundo que creó Neil Gaiman hace años. Su lectura sigue añadiendo capas y dimensiones a una obra maravillosa y, quizás, sólo por eso la lectura de este tomo (primero de una serie de acercamientos a diferentes personajes) sea interesante para aquellos que amamos el material original.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados