El Inmortal Hulk #4 (#79)

El Inmortal Hulk #4 (#79): Día del Padre

El Inmortal Hulk #4 (#79)«Duele morir, ¿verdad Bruce?«

 

Tras unos primeros números moviéndose en la sombra y actuando al margen del Gran Hermano, al goliat esmeralda le toca en este Inmortal Hulk #4 salir a la luz en un doble capítulo que le enfrenta a Sasquatch primero y, como consecuencia de este enfrentamiento, a una amenaza mucho más seria y duradera. Se acabaron las historias cortas sobre avistamientos de Hulk en pueblos olvidados desfaciendo entuertos a la manera salvaje que tan bien controla y vuelven los clásicos combates del gigante enfurecido contra todo y todos los que se le opongan en el rico universo de los héroes y villanos marvelitas.

 

Pero como siempre en esta colección, la verdadera batalla está enterrada de una manera mucho más profunda de lo que se ve de un primer vistazo. Así, en esta entrega hace acto de presencia un invitado del todo inesperado y que, quizás, sea de los pocos que puedan infundir verdadero terror en el piel verde. Brian Banner, el padre de nuestro protagonista, es uno de los principales responsables del nacimiento del monstruo al ser éste una manifestación de los miedos y los odios reprimidos del débil Bruce. Su aparición, tras los arrebatos violentos de la versión canadiense y peluda de Hulk, vuelve a propiciar la pérdida del control sobre el monstruo (si es que se podía decir que ahora había alguna) y nos asegura futuras batallas terroríficas más allá de los muros del mundo real. Al nivel donde las ideas y los recuerdos toman forma.

 

«Ross se convirtió en la misma clase de monstruo contra el que luchaba«

 

Al Ewing trae del pasado a un personaje (Brian Banner) que representa a una de las razones por las que Marvel ha podido imponerse durante mucho tiempo al resto de editoriales norteamericanas. Más allá del rico y brillante universo de las invasiones alienígenas y los artefactos de poder arcano, este villano no es más (ni menos) que un padre maltratador que asesinó a su propia mujer y sometió a su hijo al mismo trato hasta que éste, por un azar del destino, acabó con su vida, convirtiéndose en el proceso en un hombre atormentado por la ira y la culpa que saldría a la luz de la peor manera cuando la radiación gamma de un nuevo tipo de bomba lo alcanzara de lleno. Banner senior no es, por tanto, un poderoso psíquico o un científico loco, sino un monstruo mucho más común y terrorífico, precisamente por su cercanía y por la facilidad con la que podemos identificarlo con sólo echarle un vistazo a las noticias cada día o, si tenemos menos suerte, a nuestros propios grupos de familiares y conocidos.

 

El Inmortal Hulk #4 (#79)

El Inmortal Hulk #4 (#79)

 

La historia que comienza en la segunda mitad de este número es mucho más mundana, con los Vengadores de nuevo tras los pasos de nuestro protagonista en un esfuerzo por volver a ponerle a buen recaudo. Sin embargo, como vemos desde la primera página de este capítulo, hay cárceles mucho más peligrosas que las que están hechas de hormigón y acero. Ahora Bruce lleva encerrados dentro de él a dos monstruos en lucha y esto va a salirle caro a más de uno. Todo esto supone apartarse de los relatos de terror que estaba escribiendo Ewing desde el primer número, pero, teniendo en cuenta hacia dónde se dirige la colección, no parece que nos vayamos a apartar por mucho tiempo de este tipo de narración. El Inmortal Hulk es, a día de hoy, una de las apuestas más interesantes de la Casa de las Ideas.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados