EL Invencible Iron Man #6: Miedo Encarnado

El Invencible Iron Man #6. Miedo Encarnado: Nuestro propio enemigo

El Invencible Iron Man #6: Miedo Encarnado«¿Por qué Dios deja que le pasen cosas malas a la gente buena?«

 

¡Menuda frase para abrir el artículo! Tras enfrentarse a sus Cinco Pesadillas, no estaba muy claro cuál iba a ser la historia de Iron Man a lo largo de Miedo Encarnado (bueno, por la serie central sabemos más o menos lo que hizo, pero no el por qué), pero a Matt Fraction se le ocurrieron otras dos nuevas fuentes de terror para el Vengador Dorado que justificaron de sobra una extensa coordinación de la cabecera con el crossover que mantuvo ocupada a Marvel a lo largo de la segunda mitad de 2011. Tony Stark iba a tener que lidiar con algunas de las facetas más desastrosas del Despertar de la Serpiente y esto le iba a llevar a un nuevo momento de crisis más allá del que experimentara cuando perdió su fortuna, su memoria y casi la vida.

 

El guionista se atrevió a sacar a Tony de los Estados Unidos una vez más para enfrentarlo a uno de los Dignos en París y ser testigo allí de uno de los mayores genocidios de la reciente historia marvelita (la escena que nos proponen habría tenido ahora varias lecturas bien distintas tras los funestos 2015 y 2016 en Francia). Hoy, con París, Niza, Estambul, Bruselas…, y el corazón ligeramente endurecido, no nos resulta tan chocante lo que Fraction propuso hace cinco años, pero en ese momento (y con Francia como adalid de la cultura y la paz en Europa) la falta de lógica ante la masacre y el dolor sordo frente a la barbarie injustificada debieron resultar estremecedores para los lectores norteamericanos (que, por otra parte, ‘celebraban’ el décimo aniversario de los atentados de las Torres Gemelas).

 

«Me llamo Tony y soy alcohólico«

 

Como decía, este hecho tiene en Tony Stark un efecto demoledor. El Vengador huye de las calles de París para enfrentarse cara a cara a una nueva pesadilla: la existencia de un ego posiblemente mayor que el suyo. Estamos hablando, claramente, de Odín. Stark no duda en enfrentarse al Padre de Todos para exigir su ayuda y de ahí sacamos la frase que corona este artículo. Pero para un hombre de ciencia como Tony, reconocer que un poder superior (llamémosle magia, digamos que son milagros) e ingobernable a través de la inteligencia sea capaz de demoler el mundo o de salvarlo supone cruzar una línea más allá de todas sus convicciones. Va más allá de cuando Jason Aaron cristianizó a Lobezno. Supone mostrarle a un antropocentrista radical que la línea central de sus convicciones durante los últimos treinta años de su vida ha sido la incorrecta. Resulta, en definitiva, un golpe muy por debajo de la línea de flotación del Stark renacido que nos estaba vendiendo el guionista.

 

EL Invencible Iron Man #6: Miedo Encarnado

EL Invencible Iron Man #6: Miedo Encarnado

 

Este golpe lleva a Stark a cometer otro tremendo error que lo lleva a volver a abandonarse al refugio y el olvido que proporcionan las copas y la ausencia de responsabilidades. Una vez logrado el apoyo de Odín, Iron Man se ve acompañado por los bebedores y pendencieros enanos que forjaron con Uru el martillo de Thor, pero el peso de los acontecimientos recientes es demasiado para el Vengador Dorado y, sin necesidad de destruir todo lo que había creado hasta el momento con Stark Resiliente, Fraction aprovecha la coyuntura para sumir a su protagonista en uno de sus momentos más bajos y patéticos. Fraction pretende con ello decirnos dos cosas: que nunca jamás se ha de bajar la guardia cuando creemos que estamos en el camino correcto de nuestras vidas y que no importa lo bajo que caigamos, siempre habrá un brazo en el que apoyarnos para volver a correr hacia nuestras metas.

 

«Soy una aficionada y estoy superada sin remedio«

 

Paralelamente, el guionista desarrolla la historia de Pepper Potts como Rescate en medio de la crisis francesa. Porque todas las líneas argumentales desde que Fraction desembarcara en la cabecera seguían activas y porque teníamos que ser testigos de la evolución del clásico personaje de la colección ahora que era capaz de muchos de los trucos de su patrón. Sin embargo, la visión que se nos ofrece es completamente contraria a la heroica que cabría esperar. Fraction deja claro que para ser un héroe hace falta algo más que un traje chulo o unos superpoderes. No basta tampoco con correr hacia el peligro, hay que estar dispuesto a dejar que éste te arrolle y acabe contigo y se necesitan años y años de experiencia para poder soñar siquiera con sobrevivir a muchos de los escenarios apocalípticos a los que los grandes de la Casa de las Ideas se enfrentan a diario. Esto pesará en el futuro de Potts/Rescate y no harán falta muchos tomos de la colección para comprobarlo.

 

EL Invencible Iron Man #6: Miedo Encarnado

EL Invencible Iron Man #6: Miedo Encarnado

 

En medio de tantos enanos, Salvador Larroca disfruta como un ídem dibujando para una colección a la que cada vez le tiene más pillado el pulso. Miedo Encarnado, además, permite al español disfrutar creando escenarios y personajes que huyen de lo humano para adentrarse en lo mitológico, lo cual no suele ser muy habitual en la serie de Iron Man. A este estupendo equipo aún le quedarían un par de historias por contar sobre el renovado Tony antes de ceder el testigo al siguiente equipo creativo, pero con la presente lograron abarcar casi todo lo que el Hombre de Hierro protegía con su armadura en una de las etapas que más a fondo han estudiado al carismático personaje de Marvel.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados