Imperio #4

Imperio #4: Lo que cabe esperar

Imperio #4«¿Podríais controlar un Sol que explota?«

 

Ha pasado lo que tenía que pasar. Con teres números de absoluta y clamorosa nada, el cuarto y definitivo (bueno, jeje, que quedan dos epílogos) capítulo de Imperio ha de esforzarse en contar toda una historia, de batallas, victorias, derrotas, evoluciones y desencantos. Y lo que nos cuenta mola, y está guay contado porque al final tenemos a Al Ewing y Dan Slott a los mandos y saben lo que se hacen. Pero también pasa que hay tramas que se quedan fuera, porque no han cabido en el crossover. PORQUE NO HAN CABIDO en los tres número anteriores y las ha tenido que contar Slott en la serie de Los 4 Fantásticos. ¡Tócate los…! Y, además, ¿por qué Valerio Schiti hace que los personajes sean clónicos? Me ha pasado con Sue Richards y la Capitana Marvel y me pasa ahora con Reed y Tony Stark. ¿Tratas de decirnos algo Valerio? ¿O simplemente es que eres MUY vago?

 

Vale, me calmo.

 

Al final, Imperio se revela como una gran aventura para la serie que escribe Dan Slott (ahora que nos ha librado de su inefable Iron Man), que, circunstancialmente, también involucra al resto de serie marvelitas. Pero ni a Los Vengadores les va a importar lo más mínimo todo este asunto vegetal (bastante tienen ya con sus temas con Konshu), ni a los mutantes perece que les haya afectado lo más mínimo este asunto, ni a muchos personajes parece que esta saga les afecte de manera directa y a corto plazo. Sólo a la familia de Reed y Sue Richards (o más bien a la de Ben Grimm) esta historia les bendice con dos nuevas bocas que alimentar y con nuevos horizontes por descubrir.

 

«El liderazgo no es crueldad, cometer atrocidades contra tu pueblo no muestra fortaleza«

 

¿O no es así? Por de pronto, el mes que viene Hulka va a tener que lidiar con un nuevo poder que todos le adivinábamos, pero que ella no sabía que tenía. Y los mutantes estrenarán en breve (en abril) una nueva serie que va a venir muy al pelo de lo que estamos viendo en Wandavision (o La Bruja Escarlata y Visión para los españoles con problemas de derechos…). Y, sobre todo, se abre una nueva era en la Marvel galáctica en la que la unión y la paz entre los dos más grandes imperios galácticos cambia radicalmente las reglas del juego para todas las series (Guardianes de la Galaxia, Nova, Capitana Marvel…) que hacen de las estrellas su campo de juego.

 

Imperio #4

Tony y Reed, separados al nacer

 

Es decir, que una vez más y como cabría de esperar, Marvel saca oro de un crossover que no vale demasiado y vuelve a demostrar que en estos casos vale más conocer el antes y el después que el durante del mismo. Me parece tremendo que este evento haya durado la friolera de diez entregas (las seis centrales [en cuatro grapas españolas], dos preludios y dos epílogos), sin contar con tie-ins y cómics que nos han mostrado el camino hacia esta confrontación, y que cuente tan poca cosa de por sí, aunque tenga importantes repercusiones en el entramado galáctico de la Casa de las Ideas. Me ha gustado este ‘último’ número, pero me voy con la impresión de que los autores tenían más ganas de entrar en las consecuencias y en las herramientas para contar historias que éstas les van a proporcionar que en el hecho en sí de contar una aventura que nos interesase mínimamente a los lectores.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados