Los Vengadores: Imperio - El Día Después

Los Vengadores. Imperio – El Día Después: Hacerlo oficial

Los Vengadores: Imperio - El Día Después«Gracias a nuestra muerte… seremos leyendas«

 

En el tercer tomo de Imperio nos era revelado un dato importante: Hulkling y Wiccan, novios desde hace la tira de años, se habían casado en secreto en Las Vegas poco antes de que el primero de los dos partiera hacia las estrellas para convertirse en el dirigente de los dos más grandes imperios de la galaxia. El impacto de esta revelación en el transcurso del evento ha sido, como cabría esperar, mínimo, así que a las buenas gentes de Marvel se les ha ocurrido mantener el espíritu del evento (repetir una y otra vez las mismas cosas) y calzarnos un nuevo número, primero de los dos epílogos que tendrá el evento, para volver a pasar a cámara lenta la boda, pero esta vez situándola en el espacio y en compañía de todos los héroes con la agenda lo suficientemente libre como para pasarse un rato por el convite.

 

El número, que vuelve a escribir Al Ewing (enfilando, esperamos, su carrera hacia los Héroes Más Poderosos de la Tierra) para unos dibujos de Valerio Clonesamontones Schiti, es tan respetuoso con Imperio que hasta contiene sus buenas siete u ocho páginas de flashbacks, que aún nos quedaban por contar cosas del pasado. Pero lo cierto es que cuando uno ha disfrutado tanto de los Jóvenes Vengadores, ver esta clase de cómic (tan reservado a las bodas de grandes personajes, como Sue y Reed, o Kitty y Col… bueno, ya me entendéis) es una manera de ver certificado su crecimiento como héroes y como personajes de la Casa de las Ideas. Máxime teniendo en cuenta la actual importancia de al menos uno de ellos en la Marvel cinemática. Me parece muy guay que, en una época en la que hemos visto a Kitty estar a punto de casarse con Starlord, Coloso y un señor con bigote de Murcia, Teddy y Billy hayan ido haciendo crecer su amor poco a poco hasta el punto en que esta boda nos parezca más una consecuencia lógica que un truco publicitario.

 

«Te pasarás el resto de tu vida evitando muertes innecesarias en vez de causándolas«

 

Más allá de esto, Los Vengadores: Imperio – El Día Después es una excusa para que, habiendo cerrado la historia completamente en Imperio #4, Ewing pueda plantar semillas acerca de las consecuencias que este evento va a tener en un futuro más o menos cercano. Concretamente, la última escena de esta grapa apunta directamente al nacimiento (o renacimiento) de una serie que caerá en manos de este mismo equipo creativo y que va a ocuparse de las fronteras de la Tierra… con el espacio exterior. Será, además, otra pieza más que quede enhebrada dentro del cada vez más rico y jugosos ecosistema mutante, así que ya hay ganas de hincarle el diente.

 

Los Vengadores: Imperio - El Día Después

Los Vengadores: Imperio – El Día Después

 

Pero el nacimiento de esta nueva colección (cuyo título podéis encontrar en la serie de Disney+ Bruja Escarlata y Visión) no hace sino remarcar otro dato importante: Y éste no es otro que, años después del boom que vivió gracias a los Guardianes de la Galaxia de Brian Michael Bendis, la Casa de las Ideas vuelve a realizar una apuesta firme por la Marvel cósmica. El nacimiento de un imperio kree-skrull unificado (ya sea bajo el mando de Hulkling o de cualquier otro) es una auténtica bomba nuclear dejada caer sobre la delicada balanza que mide el equilibrio de poderes en esta esquina del cosmos marvelita. Y uno no deja caer semejante arma de destrucción masiva sin esperar una creciente ola de acciones y reacciones en todas y cada una de las colecciones relacionadas con los viajes estelares. Teniendo en cuenta que es el propio Ewing quien está detrás ahora mismo de la serie de los Guardianes, no me cabe duda de que nos esperan grandes momentos en este apartado de la editorial norteamericana.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados