Los 4 Fantásticos #23

Los 4 Fantásticos #23-24: Imperio es fantástico

Los 4 Fantásticos #24Lo mejor de Imperio -evento que un servidor ha disfrutado mucho- ha terminado siendo la trama relativa a Los 4 Fantásticos. El evento Marvel de la temporada (que Panini Cómics ha publicado en cuatro grapas) ha resultado ser una aventura a gran escala de los imaginautas. Para muestra lo que sucede en las páginas que aquí nos competen (Los 4 Fantásticos #23-24), sin las cuáles el desenlace de Imperio no solo quedaría descafeinado, sino que necesitaría de algún texto a modo de epílogo que explicara los vacíos argumentales que en él tienen lugar. Porque sí, Imperio no puede entenderse (disfrutarse) sin el tie-in de Los 4 Fantásticos.

 

«¿Me he perdido otra boda de Los 4F? Porque, la verdad, que no me invitaran a la última me dolió«

 

Y sin embargo Los 4 Fantásticos (como llevamos advirtiendo desde el prólogo del evento) puede disfrutarse (entenderse) sin tocar la miniserie central. Dan Slott (co-guionista de aquella junto a Al Ewing y capitán de esta etapa de Los 4F), siguiendo el ejemplo de algunos autores que le precedieron en la cabecera, divide a la familia para abarcar más terreno y dotar a la historia de varias perspectivas y frentes. Así, mientras que los adultos luchan contra los cotati en primera línea de batalla, los pequeños Richards, escudados por los imaginautas honorarios, Spidey y Logan, hacen su parte en la retraguardia llevando a cabo una misión que resultará clave para el desarrollo de la saga principal.

 

Val y Franklin demuestran ser capaces de llevar el peso de la narración en ausencia de sus padres y permiten a Slott trabajar en otro tipo de registros y dar visibilidad a secundarios de la serie como Alicia o (más recientemente) Cielo, quienes en otras circunstancias apenas tendrían protagonismo.

 

Los 4 Fantásticos #23

 

Este abanico de personajes (incluimos a Lobezno y Spiderman y los pequeños kree y skrull que están en el centro de todo) permiten al guionista no solo ofrecer una aventura realmente dinámica y sacar jugo de la química entre el mutante y el héroe arácnido, sino que le dan chance para perfilar algunas situaciones que, por culpa del frenetismo del día a día, quizás no se habían asentado del todo o dejaban todavía algunas dudas. Hablamos, por ejemplo, de la condición de krakoano de Franklin o del nuevo «noviazgo» de Johnny Storm. Aquí, tanto Logan como Peter son piezas importantes, demostrando que no solo están para soltar sus chascarrillos y aportar músculo, sino que con sus interacciones con los miembros de Los 4 Fantásticos, las situaciones mencionadas se consolidan de verdad en la colección.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados