Imposible Patrulla-X #47

Imposible Patrulla-X #47: Por las malas

Imposible Patrulla-X #47«Te habría sacado los sesos antes de que te diera tiempo a manchar los pantalones«

 

Puedes llamarlos como quieras, pero los nuevos chicos de Cullen Bunn son los X-Force del nuevo universo Marvel. Cada época ha tenido su propio equipo de mutantes expeditivos al margen de lo correcto y lo que debe mostrarse. La de la Extinción Mutante tras Dinastía de M dio lugar a la aparición del equipo de Lobezno (que tuvo aquella maravillosa etapa en manos de Rick Remender), la solución del problema mutante tras Vengadores contra la Patrulla-X se saldó con la disolución de este equipo y la aparición de dos nuevas y descafeinadas formaciones (capitaneadas por Cable y Tormenta respectivamente) y ahora, con la especie mutante de nuevo al borde de la desaparición, vuelve a hacer falta que personajes con pocos miramientos se hagan con el control de las ‘operaciones encubiertas’ mutantes.

 

Viniendo Bunn de firmar una excelente etapa al frente de la estupenda miniserie de Magneto (publicada en España durante los números #53-59 de X-Men) la Casa de las Ideas no se ha complicado la vida y le ha permitido continuar con la historia que allí se dedicó a narrar, pero contando en esta ocasión con todo un equipo de renegados al servicio del Amo del Magnetismo y que debemos analizar uno a uno antes de dar un sólo paso más dentro de la locura que es esta colección.

 

«No tienes ni idea de qué es el auténtico horror«

 

Por un lado tenemos al viejo Erik, al Magneto de siempre con los poderes más estropeados que nunca. Mientras que diversos autores han ido devolviendo a los afectados por el Fénix sus poderes poco a poco (ahí tenéis a Magik y Coloso, a Frost…), el antiguo villano, pese a no compartir cuerpo con la entidad cósmica, sigue pagando el doloroso peaje que ésta dejó en sus poderes, y ya ha pasado el suficiente tiempo como para que nos planteemos seriamente si no va a ser esto algo mucho más permanente dado el juego que da un Magneto con necesidad de racarga frente al todopoderoso mutante de otros tiempos. Junto a él, en primera línea aparecen Mariposa Mental (dando rienda suelta a su faceta asesina) y el clásico Dientes de Sable, salvo que éste tampoco es el de siempre, sino que mantiene la inversión que heredara de la funesta Axis y que ha inculcado algo parecido a la moralidad en la otrora salvaje némesis de Lobezno.

 

Imposible Patrulla-X #47

Imposible Patrulla-X #47

 

En segundo plano queda Monet, la mutante con toda una galería de poderes que, tras su paso por X-Factor, parece haberse soltado del todo la melena y haber decidido dar lo mejor (y lo peor) de sí misma al servicio del único mutante que no la pretende encasillar ni exigir ningún tipo de conciencia si no va dirigida a proteger a los de su raza. Es, quizás, el personaje que me resulta más plano de este primer número, veremos cómo evoluciona a partir de los siguientes.

 

«Sólo los fuertes están destinados a sobrevivir…«

 

Me dejo para el final a la que ha sido para mí la auténtica (y negativa) sorpresa del equipo. Vuelve el Arcángel de los X-Force de Lobezno, vuelve el Warren poseído por la fuerza de Apocalipsis, aunque en esta ocasión aparezca como un simple autómata al servicio de los designios del grupo protagonista. Los que pensábamos que entre Remender y Jason Aaron habían logrado por fin dar un nuevo destino al mutante estábamos muy equivocados. La presencia de su yo del pasado en la nueva Patrulla-X hace irrelevante el destino del Ángel del presente y Bunn se ha quedado con el personaje para jugar con él como mejor le plazca.

 

Imposible Patrulla-X #47

Imposible Patrulla-X #47

 

Las historias parecen ir a seguir la línea a la que nos había acostumbrado el guionista en su anterior miniserie: operaciones de inteligencia seguidas de brutal e inclemente violencia hacia toda posible amenaza (directa o indirecta) contra los mutantes. La primera píldora la tenemos en este número inaugural, que se salda con una auténtica carnicería con la finalidad de salvar… a quienes no habían pedido la ayuda de un equipo que no se piensa quedar a repartir explicaciones, sino más bien advertencias, a las aturdidas víctimas.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados